Millennials y centennials, ¿qué es lo que buscan de una empresa?

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Experta en liderazgo indica que la clave es sencilla:  las organizaciones tienen que trabajar en una estrategia integral del desarrollo del talento.

La atracción de talento ha cambiado ante las necesidades, expectativas y exigencias de las nuevas generaciones, es decir, los millennials y los centennials, ya que valoran la cultura de trabajo, la flexibilidad laboral y las oportunidades de crecimiento, que son puntos que anteriormente no eran altamente contemplados por los colaboradores.

Los millennials y los centennials les están dando lecciones al mundo laboral, el cual es cada vez más cambiante y retador. Considerar la postura de estas nuevas generaciones es clave para que las empresas sean atractivas y del interés de este sector, que en breve dominará la fuerza laboral, de acuerdo con una encuesta de Deloitte.

Entonces, ¿qué tienen que hacer las empresas? De acuerdo con Cecilia Mansilla, experta en liderazgo y mentora en Udemy, plataforma de aprendizaje y enseñanza digital, el talento joven es claro con sus intereses, de modo que la clave es tomarlos en cuenta e implementar medidas que los atiendan.

La mentora tres puntos esenciales a considerar:

    1. Cultura empresarial diversa e inclusiva. Más allá de que sea la verdadera columna vertebral de las empresas, esta debe incluir lineamientos en pro de la diversidad e inclusión. De esta manera, se ofrece doble seguridad de que habrá igualdad en las oportunidades.
    2.  Flexibilidad laboral. La pandemia expuso la importancia de la flexibilidad en cuanto a horarios y lugar para trabajar, pero la realidad es que era una necesidad que se puede atender, sobre todo porque los mismos avances tecnológicos están dando la pauta. Y hay que recordar que las nuevas generaciones le tienen una alta estima a la digitalización.
    3. Salario justo y competitivo. La ideología de las nuevas generaciones incluye que la vida no gira en torno al trabajo, es decir, hay un sinfín de actividades externas para hacer. Por esto, el salario no sólo debe cubrir los servicios básicos.

Estos cambios serán el verdadero diferenciador entre una empresa y otra, ya que las nuevas generaciones tienen menor apego y eso les facilita ir en búsqueda de mejores oportunidades.

En resumen, Cecilia Mansilla afirma que las organizaciones tienen que trabajar en una estrategia integral del desarrollo del talento, siempre teniendo presente que “las personas se van de las empresas si no tienen posibilidad de aprender cosas nuevas. Y esto va más allá del simple hecho de conseguir una certificación oficial y que la pague tu empleador. Aprender funciones y habilidades nuevas motiva al talento, le abre nuevas posibilidades, genera nuevos desafíos y claramente esto aumenta la retención”.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *