Metodologías de trabajos, vitales y necesarias para alcanzar objetivos

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Aunque cada una tiene sus particularidades, todas se vinculan por algo: ayudan a estandarizar, estructurar y organizar procesos empresariales.

¿Existe una única manera para trabajar en las empresas? La respuesta evidente es no porque hay diversos factores que entran en juego como el giro, actividades y funciones, objetivos y alcances. Entonces, ¿cómo se alinean las organizaciones para cumplir en tiempo y forma, manteniendo la productividad: mediante las metodologías de trabajo.

Aunque tienen diferencias muy características, las metodologías de trabajo tienen algo en común: todas ayudan a estandarizar, estructurar y organizar procesos, indica Grupo Digital, ya que disminuyen la curva de aprendizaje de los colaboradores. 

Por lo tanto, facilitan los procesos, pero también tienen un margen de error que ayuda a detectar fallas y mejorar la manera de trabajar, fomentando el análisis y mejora continua.

Al respecto, la escuela de negocios online n+e business school afirma que la falta de una metodología de trabajo tiene consecuencias como la inconsistencia, que repercute en los trabajadores al no tener un directriz de acción; en estos casos, es habitual escuchar la filosofía: “se hace lo que se puede”.

Por lo mismo, la escuela destaca que es vital elegir una metodología con base en los objetivos y necesidades de las empresas y equipos de trabajo. Para ella, las principales son la siguientes:

      • Metodología agile. Tiene un enfoque secuencial o mediante bloques en los que se establecen fechas de entrega y acciones puntuales. Esta planificación dota a las empresas de flexibilidad, en caso de que se presenten imprevistos.
      • Desing thinking. Consiste en diseñar un plan de acción personalizado para cada proyecto o cliente, ya que se consideran las particularidades de cada escenario. Esto permite trabajar con base en tiempos realistas, además de que es ideal para los equipos que desarrollan propuestas creativas.
      • Lean Startup. Su meta es reducir tiempo y costos, pero, a la vez, busca entregar un valor agregado. Para que esto sea posible, se tienen que eliminar los elementos que no aportan para cumplir con el círculo de crear, medir y aprender.
      • Growth hacking. Combina la analítica y creatividad para alcanzar el objetivo central: crecer, crecer y crecer. Sí, hacer crecer el número de clientes, usuarios e incluso tráfico de datos. 
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *