La sal, el origen del salario laboral

Por: Redacción Recursos Humanos TV

En la época del Imperio Romano, este condimento era muy valioso porque era una moneda de cambio debido a los múltiples usos que tenía.

¡Y llega el momento tan esperado: recibir el salario! Durante siglos, este concepto, que se resumen en el pago por los servicios prestados, se ha llamado salario. Pero, ¿te has preguntado cuál es su origen?

De acuerdo con el portal Toka, viene del latín salarium y significa pago de sal o en sal. El uso de la palabra tuvo lugar en la época del Imperio Romano porque los soldados y funcionarios públicos recibían sal como pago, ya que en ese entonces era un producto valioso.

La sal era usada como una moneda de cambio, de modo que conseguirla era garantía de salud, buenos alimentos y estabilidad. ¿Por qué? De entrada, no sólo servía para sazonar, sino que también tenía los siguientes usos:

      • Evitaba la deshidratación.
      • Se usaba como antiséptico para curar heridas y detener hemorragias.
      • Se empleaba para conservar los alimentos mediante el método de salazón.

Por lo tanto, la sal era valioso, sobre todo para los comerciantes que vivían de la venta de alimentos; de lo contrario, su única fuente de ingreso se veía afectada, lo que los orillaba a afrontar malas rachas.

Aunque de aquí viene el origen del salario, cabe destacar que no sólo en el Imperio Romano se hacían pagos con insumos. De hecho, en la sociedad griega los trabajadores recibían trigo o cebada como pago; en tanto, en Mesopotamia se pagaba con aceite o granos de la temporada.

Cabe destacar que el salario y el sueldo no son lo mismo: el primero está dirigido al sector obrero y el segundo al personal administrativo. Además, el salario es el pago o retribución monetaria que un empleado recibe a cambio de sus servicios y, a diferencia del sueldo, es calculado con base en días u horas de trabajo, es decir, es fijado por unidad de tiempo.

Sin embargo, el salario es una medida estándar, ya que el salario mínimo es tomado para el cálculo de las nóminas actuales.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *