Transformación e innovación, las llaves del crecimiento empresarial

Por: Redacción Recursos Humanos TV

No deben ser vistas como conceptos en tendencia, sino como la ruta para tener nuevas oportunidades, ante la actual demanda de la sociedad.

La crisis sanitaria ha generado que las empresas cambien sus estrategias de comunicación, implementen nuevas mecánicas de trabajo y se adentren al mundo de la digitalización, con la finalidad de adaptarse a la nueva era laboral y mantenerse a flote. Para que esto ocurra, las palabras clave son transformación e innovación.

Dawn Longacre, estratega global de Dell, expone que la construcción e innovación son primordiales para que las empresas estén actualizadas y, por lo tanto, los empleados cuenten con los recursos necesarios, de acuerdo con las tendencias del momento.

Como ejemplo, indica que incluso la adecuación de las oficinas destaca la importancia de transformar. “El cubículo fue creado en la década de 1960 y proporciona un propósito funcional, pero el trabajo ha cambiado drásticamente. Los estilos de gestión y las herramientas que utilizamos han evolucionado. Hoy el trabajo es más colaborativo, así que tenemos que derribar las paredes”.

Para Ana Úrsula Lasheras, directora general de la Asociación de la Industria de Navarra, la transformación e innovación siempre han sido importantes e incluso son necesarias para alcanzar el éxito. Pero hay que tomar en cuenta que el papel de la transformación e innovación ha cambiado por dos razones:

    • No es una opción, sino un imperativo de los negocios. Los mejores se transforman e innovan de manera regular.
    • La transformación e innovación dadas en el pasado no serán suficientes en el futuro porque la industria está experimentando cambios fundamentales a largo plazo, en gran parte, por los estragos de la crisis sanitaria.

Para ser más precisa, la especialista indica que la transformación e innovación son las llaves para nuevas oportunidades y, por consecuencia, el crecimiento de las organizaciones, sobre todo de los países en vías de desarrollo porque se estima que para 2025 habrá una nueva clase consumidora y en esos lugares habrá mayor parte del nuevo consumo mundial.

Por lo tanto, estas cualidades no deben ser vistas como conceptos en tendencia. Tampoco se deben dar por hecho, sino que es urgente que las organizaciones analicen objetivamente su situación, detecten las áreas de oportunidad o a mejorar y determinen estrategias y procesos para llegar al siguiente nivel.

El posponer estas acciones puede hacer la diferencia entre ser una empresa más o ser la empresa que domine en el sector.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *