OIT: entra en vigor convenio para frenar la violencia y el acoso laboral

Por: Redacción Recursos Humanos TV

México aún no firma el pacto, a pesar de que en el primer trimestre de este año 26,380 personas dejaron su trabajo por acoso o discriminación.

La crisis sanitaria no sólo ha ocasionado complicaciones, sino que también ha evidenciado numerosas problemáticas. En el mundo laboral, dos de las más notorias son la violencia y el acoso, destaca la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ya que el viernes pasado entró en vigor el Convenio 190 que reconoce el derecho de toda persona a un ambiente de trabajo libre de violencia y acoso.

El pacto no es nuevo, ya que surgió y fue firmado para su creación en 2019, cuando los países que integran a la OIT afirmaron que “la violencia y el acoso en el trabajo afectan la salud psicológica, física y sexual de las personas, así como a su dignidad y entorno familiar y social”.

Aunque su adopción al sistema laboral ya tiene dos años, sólo seis países lo han ratificado, de los cuales tres son de Latinoamérica: Argentina, Ecuador y Uruguay. Los otros tres son Fiji, Namibia y Somalia, mismos que están obligados jurídicamente por las disposiciones del convenio.

 Ante esto, la OIT trabaja para promover la constante ratificación y aplicación, ya que “un mejor futuro del trabajo está exento de violencia y acoso”, afirma Guy Ryder, director general de la organización.

Por lo mismo, el Convenio 190 es aplicable cuando las agresiones ocurren en el centro de trabajo, así como en los lugares que tienen que ver con el ámbito laboral como:

    • Donde los trabajadores toman su descanso o comen.
    • En los trayectos entre el domicilio y el lugar de trabajo.
    • En los viajes, eventos, actividades sociales o de formación relacionados con el trabajo.
    • En el alojamiento proporcionado por el empleador.

Por otra parte, el convenio puntualiza que la violencia y el acoso afectan a todas las personas, pero “de manera desproporcionada a las mujeres”. Además, sostiene que la violencia doméstica no está separada del ámbito laboral y los centros de trabajo tienen que tomar acción al respecto. 

De acuerdo con Marval O’Farrell Mairal, estudio jurídico líder en Latinoamérica, el Convenio hace una mención específica en cuanto la violencia y el acoso por razón de género, al incluir definiciones amplias de violencia y acoso y violencia y acoso por razón de género.

Asimismo, ampara a las personas que trabajan tanto en los sectores públicos como privados, independientemente de su situación contractual, de acuerdo con lo siguiente:

    • Personas que desempeñen actividades de capacitación, pasantías y formación profesional.
    • Personal al que se le haya rescindido su contrato.
    • Personas que realicen tareas de voluntariado o las que busquen trabajo.

Con respecto al tema de violencia y acoso por razón de género, El Economista recuerda que, en el primer trimestre de este año, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en México 26,380 personas dejaron su trabajo por motivos de acoso o discriminación. De esta cifra, 16,903 son mujeres (64%) y 9,477 son hombres (36%).

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *