¿Cambio de trabajo? Estas son las preguntas clave para saber si es la mejor decisión

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Ante la pandemia, estudios destacan que más personas se mantienen activas en la búsqueda de trabajo, tras replantear sus necesidades.

Renunciar a un trabajo es una decisión importante porque implica numerosos cambios, tanto en el ámbito laboral como personal. Antes de dar este paso, lo recomendable es analizar la situación, a fin de actuar de manera inteligente. Y para que esto ocurra, es conveniente que las personas se hagan cuatro preguntas clave.

Tener un nuevo empleo puede ser una meta con diversos trasfondos. En el caso de México, como publicamos, la Asociación de Internet en México (AIMX) indica que la manera de ir tras nuevas oportunidades laborales ha cambiado a consecuencia de la crisis sanitaria, ya que, de entrada, los internautas empleados no dejan de analizar nuevas oportunidades; de hecho, el 100% se inclinó por esta medida en los últimos 6 meses de 2020.

Y la principal razón por la cual toman la decisión es por el anhelo de tener crecimiento profesional y un equilibrio entre la vida personal y laboral, además de estar en un entorno armonioso, empático y humano.

En el caso de España, la compañía de ciberseguridad Kapersky señala que uno de cada tres trabajadores españoles se plantea cambiar de trabajo durante el próximo año debido a la pandemia.

Ambos estudios enfatizan que la pandemia ha marcado un antes y un después en el mundo laboral, sobre todo porque las personas han tenido tiempo de reflexionar y replantear sus necesidades.

Sin embargo, antes de cambiar de empleo, las personas deben hacer las siguientes cuatro preguntas clave, de acuerdo con un artículo de la plataforma Welcome to the Jungle.

    1. ¿Por qué se quiere cambiar de empleo? Los motivos varían entre las personas, y eso no quiere decir que unos sean más importantes que otros. Para obtener una respuesta honesta, lo necesario es identificar los motivos, tomando en cuenta tres cuestiones:
        • ¿Las actividades que se realizan ya no son gratificantes, es decir, hay frustración porque no hay crecimiento, retos y todo se ha vuelto repetitivo?
        • ¿El trabajo ya es significado de estrés y fatiga?
        • ¿El entorno laboral se ha tornado tóxico y antipático, además de que hay mala comunicación?
    2. ¿Qué se tiene y qué hace falta? Esto se refiere a analizar la situación actual y establecer qué se busca en un trabajo, tomando en cuenta si hay reconocimiento del trabajo que se hace, autonomía y estimulación, salario justo, salario emocional y equilibrio entre el trabajo y la vida personal.
    3. ¿Renunciar es lo mejor? Muchas veces, las personas renuncian a un trabajo porque se dejan llevar por las emociones y no consideran si se puede hacer algo al respecto para mejorar determinadas situaciones. Por lo tanto, lo primero es reconocer si sólo se está atravesando una crisis o si en verdad se necesita un cambio.
    4. ¿Cuál es el plan? Ante una renuncia, lo ideal es ya tener un nuevo empleo, ya que así se garantiza la entrada de dinero. Cuando esto no es así, lo mejor es ser conscientes de las finanzas personales, es decir, ser honestos con respecto a los recursos que se tienen para cubrir los servicios básicos, por lo menos.

Aunque a primera instancia puedan parecer cuestionamientos básicos, el objetivo general es evitar las visiones “románticas” o idealistas y tener metas más claras. Y, por lo mismo, como plus, también se debe contemplar si las expectativas de un nuevo trabajo son realistas. 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *