Malas contrataciones, el error que le sale muy caro a las empresas

Por: Redacción Recursos Humanos TV

CEO sugiere no descuidar los procesos de contratación, dándole igual importancia a la búsqueda de ejecutivos y personal para el área operativa.

Entre los principales enemigos de las empresas sobresale la alta rotación del personal, ya que reduce entre el 4 y 11% la productividad de las empresas, destaca el estudio La base de la productividad, realizado por la plataforma Quantum Talent, de acuerdo con El Economista. Sin embargo, el estudio igual destaca que la mala contratación, es decir, la incorporación inadecuada de empleados, también juega un papel importante.

El estudio destaca que la mala contratación no sólo se vincula con la rotación de personal, ya que también impacta en la rentabilidad empresarial, sobre todo en las de los sectores de retail, consumo masivo, servicios financieros y contact center, ya que pierden hasta un 15% de la productividad.

Para Tony Hsieh, CEO de la empresa de calzado Zappos, “las malas contrataciones son caras en varios niveles”, ya que, sumadas a la rotación de personal, “pueden costarle a una empresa el 30% de las ganancias anuales”.

Un factor clave es que en los procesos de contratación se pasan por alto cuáles son los intereses y valores de los aspirantes, ya que hay un quiebre desde el comienzo cuando estos no son similares a los de la empresa.

Además del impacto negativo en la economía de la empresa, la mala contratación genera las siguientes afectaciones:

    • Dañar las relaciones con los clientes
    • Tener malos embajadores de la marca
    • Generar el efecto de boca en boca, pero de manera negativa
    • Ruptura en los equipos de trabajo
    • Disminución de la productividad de manera general

Al respecto, Carlos Ganoza, CEO de Quantum Talent, indica que la mayoría de las empresas le dan prioridad a la contratación de altos mandos, dejando en segundo plano la elección de elementos para el área operativo. Entonces, las áreas de Recursos Humanos (selección de personal) deben darle la misma importancia a cualquier tipo de contratación, independientemente del lugar que ocupen en la jerarquía de cargos de la empresa.

“Es cierto que los puestos ejecutivos son importantes por el rol que juegan en la toma de decisiones, pero el personal operativo no puede descuidarse porque es la fuerza laboral que ejecuta las estrategias”, enfatiza Carlos Ganoza.

Como ejemplo, expone que algunos jefes prefieren tener la vacante ocupada que tenerla vacía, aunque el colaborador no tenga el perfil, no cubra los requisitos y, en muchos casos, tenga un mal desempeño.

Ante esto, el experto agrega que la búsqueda de mayor rendimiento no debe traducirse en sobrecargas de trabajo, sino que el incremento de la productividad debe girar en torno a optimizar lo que ya se tiene.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *