Día Internacional del Orgullo LGBT (TTI+) y su impacto en el mundo laboral

Por: Redacción Recursos Humanos TV

La inclusión y diversidad son los ejes centrales que nacen de este movimiento, a fin de tener espacios de trabajo igualitarios, productivos y con una visión global

Hay meses que son simbólicos por diversos motivos. Junio es uno de ellos debido al Día Internacional del Orgullo LGBT (TTI+), que se celebra el 28 para conmemorar los disturbios de Stonewall, Nueva York, Estados Unidos, de 1969, con los que se inició la lucha de libertad de esta comunidad. Con el paso de los años, esta lucha ha ganado relevancia porque enfatiza la importancia de la inclusión y, por lo tanto, la diversidad de cualquier índole en todas las esferas de la vida.

Pero, ¿qué se entiende por inclusión y diversidad? De acuerdo con organismos como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Organización de las Naciones Unidas (Onu) y Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), inclusión identifica y responder a la diversidad de las necesidades de la población en general, con el objeto de evitar la exclusión, división y discriminación. Esto implica cambios para tener sistemas, estructuras y una visión que sume a la sociedad.

En el ámbito laboral, hay diversos factores y temas que entran en juego porque “la inclusión laboral permite que las personas en condición de vulnerabilidad y sin importar origen étnico, género, enfermedad, orientación sexual y otras circunstancias tengan acceso a un empleo digno y decente”, destaca la Secretaría de Salud.

Para estar en contexto de la magnitud de la situación, estos son algunos datos en torno a la inclusión:

    1. En el caso de la comunidad LGBT (TTI+), el 56% de las personas no expresa su orientación sexual e identidad de género en los centros laborales por temor a ser discriminado, según Expansión.
    2. Sólo el 25% de las personas con discapacidad tienen contrato y sólo el 27% cuenta con prestaciones médicas, mientras que a nivel nacional las cifras son del 40% y 43%, respectivamente, según el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).
    3. Antes de la pandemia, sólo el 45% de las mujeres en México participaban en el mercado laboral en 2019, cifra por debajo a comparación de la de los hombres que es del 77%, según el Banco Mundial,

Por consiguiente, se trata de un tema amplio porque la meta es que haya igualdad de oportunidades y condiciones. Sin embargo, Factor Trabajo destaca que “incluir otras perspectivas en la cultura organizacional puede mejorar el ambiente de trabajo, la productividad y la calidad de los productos y servicios”.

Por lo tanto, la inclusión es “la suma de componentes que le dan a cada integrante un espacio real y productivo en las empresas. Y esto implica abandonar la perspectiva de beneficencia y aceptar que el trabajo en conjunto mejora la calidad de vida”. Para abordar el tema, Observatorio RH destaca que es importante aplicar seis medidas:

    1. Compromiso explícito con la no discriminación
    2. Líderes inclusivos
    3. Lenguaje libre de prejuicios
    4. Agenda concreta para informar, inspirar e implicar
    5. Gobernancia
    6. Reporte continuo de impacto en compromiso y productividad

Esto resume que la celebración del 28 de junio debe ir más allá de una conmemoración que originalmente surgió de la comunidad LGBT (TTI+), ya que es un tema social y, por lo tanto, laboral que se tiene que abordar y trabajar diariamente.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *