Empresas, con dificultades para cumplir la reforma al outsourcing

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Director de Amach enfatiza que hay problemas para el registro como servicios especializados u obras especializadas, de modo que el plazo de 90 días “está muy apretado”.

A dos meses que se presentó la reforma a la subcontratación y mes y medio de que concluya el plazo de 90 días naturales, numerosas empresas que se quieren registrar como servicios especializados u obras especializadas (REPSE) atraviesan dificultades porque el registro es ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT), pero no hay citas, detalló Héctor Márquez Pitol, director de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH).

Cabe recordar que la reforma prohíbe la subcontratación de personal, pero permite la subcontratación de servicios especializados o de ejecución de obras especializados, siempre y cuando cumplan dos requisitos principales:

    • Las actividades no deben formar parte del objeto social o la actividad preponderante del beneficiario del servicio.
    • El contratista debe estar en el padrón o registro de empresas que prestan servicios especializados o REPSE.

Aunque esto ha generado que las empresas obtén por esta opción, Márquez Pitol, de acuerdo con La Jornada, advirtió que las organizaciones están en riesgo de “caer en prácticas de informalidad”, ya que no han concluido el proceso de registro y a partir del primero de agosto próximo “ya no podrán facturar el servicio de subcontratación, por lo que esa figura ya no será deducible de impuestos ni se acreditará el impuesto al valor agregado”.

“Las empresas que estamos en la asociación buscamos alinearnos con la normatividad para apoyar el empleo formal. Sin embargo, estamos enfrentando dos retos importantes para obtener nuestro registro de prestadoras de servicios (REPSE) en la Secretaría del Trabajo: falta de citas en el SAT y las opiniones del IMSS e Infonavit son negativas”, expuso el director de la Amech, en entrevista con El Universal.

“Ya le habíamos preguntado a las autoridades al respecto y dijeron que tener una aclaración en proceso no es opinión negativa. En ambos casos está previsto en la norma publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que ser una empresa nueva o estar en proceso de revisión no serían causa de opinión negativa por parte del IMSS y el Infonavit, pero lo están siendo”, reiteró.

Asimismo, explicó que a finales desde los últimos días de abril y hasta los últimos días de julio las firmas que utilizaban la subcontratación deben definir qué va a pasar con sus trabajadores.  

En el caso del insourcing hay tres opciones:

    1. Tener a los trabajadores en la nómina definitiva.
    2. Recurrir a las empresas de servicios compartidos, donde pueden tener personal siempre y cuando no estén en la actividad preponderante. 
    3. Contratar a los trabajadores mediante una empresa de servicios especializados.

Pero la última opción requiere que las organizaciones se registren como tal (prestadoras de servicios especializados o REPSE) y, aunque está disponible la norma y se liberó el sitio en internet, Márquez Pitol considera que el plazo de 90 días “está muy apretado” porque en el SAT no hay citas, generando que recurran a gestores.

Para el director, lo más alarmante es que esto significa que las empresas que ofrecen servicios especializados no tienen el número de registro, de modo no podrán facturar ni dar el servicio.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *