Empleados rebeldes, elementos clave para hallar soluciones creativas

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Psiquiatra de Harvard llega a esta conclusión tras 50 años de estudiar a personalidades que han innovador y aportado grandes avances en 4 áreas.

La creatividad es necesaria para todo: ayuda a encontrar nuevas maneras para resolver problemas o abordar de mejor manera una determinada situación. Sin embargo, Albert Rothenberg, catedrático de psiquiatra en la Escuela de Medicina de Harvard, señala que ésta tiene un impulso que va más allá del deseo de ampliar las perspectivas actuales, ya que todo lo detona la rebeldía.

De acuerdo con Psychology Today, Albert Rothenberg fue el investigador principal del proyecto Estudios en el proceso creativo, que se centró en las bases psiquiátricas y psicológicas de la creatividad en la literatura, el arte, la psicoterapia y la ciencia. Dedicó más de cinco décadas a este trabajo en el que hizo entrevistas estructuradas, estudios experimentales, análisis documental e incluso entrevistó a 22 premios Nobel.

Tras casi 50 años de buscar la respuesta a la pregunta qué impulsa la creatividad, el psiquiatra descubrió que los perfiles que analizó tienen en común que están motivados por la meta de crear algo nuevo. Al tratarse de una meta ambiciosa, detectó dos cosas:

      1. Estas personas observan a conciencia las cosas, pero mantienen una mente abierta, es decir, no siguen los pasos ya establecidos.
      2. Esas dos cualidades evidenciaron que tienen una personalidad rebelde y no conformista.

Por lo tanto, los resultados del estudio destacan que la rebeldía es un factor clave en los procesos creativos. Al respecto, BBC News Mundo cita una investigación de la Universidad Erasmus de Rotterdam, en Países Bajos, la cual expone que los colaboradores “rebeldes” tienen visiones más creativas. 

Pero igual enfatiza que las personas tienen que estar “enfocadas en la promoción” para que la rebeldía sea positiva. Esto quiere decir que el incentivo son los objetivos y crecimiento personal, lo que incluso las ayuda a tolerar la posibilidad del fracaso.

Pros de los “rebeldes”

El Diccionario Random House define a los colaboradores rebeldes como “personas que se resisten a cualquier autoridad, control o tradición”. A grandes rasgos, no parece una buena definición, pero, en sí, el trasfondo es que este tipo de colaboradores se enfrenta a las situaciones que obstaculizan el buen trabajo. Son personas que corren riesgos y trabajan arduamente para alcanzar los objetivos, dejando de lado incluso sus desventajas, ya que su afán de crecimiento es mayor.

En ese sentido, las empresas no deben considerar a los empleados rebeldes como un problema, sino como elementos que deben direccionar correctamente para que potencialicen sus talentos.

Otras maneras de encaminarlos son las siguientes:

      • Alentarlos a que aprovechen su proactividad, pero indicándoles las consecuencias que podrían ocurrir y de las cuales deberán ser responsables.
      • Permitirles que se desafíen, dándoles orientación en el proceso.
      • Permitirles que ejecuten las tareas de acuerdo con su criterio, es decir, no obligarlos a hacer las cosas de la manera en la que siempre se hacen realizado.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *