La facilidad para trabajar desde casa ya sería un “símbolo de estatus” 

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Investigador destaca el impacto del estilo de vida en el teletrabajo, ya que “el modo de vida de las personas dice mucho sobre si pueden trabajar con éxito desde casa”.

El teletrabajo es una opción que ha favorecido a numerosas personas e incluso empresas que han tenido un aumento en la productividad. Sin embargo, esta modalidad de trabajo igual ha sido un reto para algunos colaboradores. De acuerdo con un estudio de la Universidad Técnica de Darmstadt, en Alemania, el estilo de vida es el elemento que determina el éxito del teletrabajo.

Los resultados de la investigación, que se centró en las oportunidades y riesgos de esta manera de trabajo, indican que más de un tercio de los empleados admitió que son menos productivos cuando trabajan en casa, en comparación de cuando acuden a la oficina.

Al respecto, el doctor Andreas Pfnür, director del Departamento de Gestión de Bienes Raíces y Gestión de la Construcción en el Departamento de Derecho y Economía de la Universidad Técnica de Darmstadt, señala que esto se debe a factores externos al trabajo, ya que “el modo de vida de las personas dice mucho sobre si pueden trabajar con éxito desde casa”. 

“Para quienes habitan en apartamentos pequeños y cuidan a sus niños, el teletrabajo puede implicar un estrés constante. Si no hay una habitación extra disponible, la cocina, la sala o el dormitorio tienen que servir de oficina y el nivel de estrés aumenta aún más”, señala el investigador, quien contrasta que “cuanto más satisfechos se sienten los encuestados con la situación de su vivienda, su ubicación y sus servicios, más productivos son en su oficina en casa”.

Contraste

Para el doctor, esto genera que el teletrabajo vaya en camino a “convertirse en un símbolo de estatus para los ganadores de los nuevos mundos laborales”, ya que quienes cuentan con recursos pueden habilitar sus espacios de acuerdo con sus necesidades, a fin de sentirse cómodos y, por lo tanto, ser productivos. Pero quienes no corren con la misma suerte tienen que adaptarse, tratando de sobrellevar la situación.

Sin embargo, este no es el único estudio que expone que hay situaciones externas que afectan a los empleados que trabajan desde cas. Como publicamos, la Encuesta de Teletrabajo Mercer, en la que participaron 365 empresas del país, indica que esta modalidad de trabajo ha generado que dos de cada cinco (41%) empresas prevén dificultades debido a cuatro razones:

      • Aspectos culturales (52%).
      • Aceptación de los líderes (46%). 
      • Gestión del desempeño (40%)
      • Afectación del ambiente familiar (36%).

Cabe destacar que el primer estudio destaca el impacto del estilo de vida en el teletrabajo, enfatizando la solvencia económica que puede implicar. Sin embargo, el nivel de vida entre Alemania y México es constante. De hecho, un reporte de la firma Bumeran realizado en Argentina, Chile, Ecuador, México, Panamá y Perú señala los principales desafíos del teletrabajo:

      • El 60% dice que en la oficina se generan más posibilidades de hablar de proyectos u objetivos en grupo y generar más ideas.
      • El 33% dice que el principal punto negativo es trabajar fuera del horario habitual y más horas que antes.
      • Al 16% le cuesta desconectarse y poner límites entre la vida personal y profesional.
      • Al 12% le falta equipamiento para trabajar de forma saludable.
      • El 9% dice que no toma los mismos descansos que estando en oficina.
      • El 8% siente que hay falta de comunicación en el equipo y eso le impide realizar bien su trabajo.
      • El 6% dice que no cuenta con apoyo constante de su líder.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *