Por qué los líderes necesitan una visión a largo plazo

Por: Redacción Recursos Humanos TV

A CEO’s y directivos nos han repetido en diversas ocasiones que un líder no sólo necesita visión, sino también la capacidad de comunicarla e incluso contagiarla. Y aunque suene trillado, es totalmente real. 

Para que tengamos éxito en nuestro desarrollo como líderes, y al mismo tiempo crecer a largo plazo, debemos ser líderes honestos, directos, empáticos y sobre todo muy humanos con los empleados, en relación con los retos y las oportunidades que tenemos ante nosotros. 

Los mensajes que debemos dar a nuestro personal deben ser claros y mantenerse con firmeza. De lo contrario, perderemos credibilidad y, por ende, la capacidad de dirigir. No queremos que eso suceda, ¿cierto? Por ello no debemos mandar señales contradictorias, ya que ello provocará que perdamos dirección, incluso hacia los clientes.

La realidad es que no muchos a lo largo del tiempo se han convertido en líderes más allá de cierta época, la mayoría de los líderes aparecen en momento específicos y al paso del tiempo ceden el espacio. La era digital requiere por el contrario, que seamos líderes que trascendamos más allá de la época tan importante que nos está tocando vivir.

Debemos ser líderes que construyen un cambio y un salto hacia la transformación laboral y mediante la adaptación crecer con nuestras organizaciones. En este contexto, ¿cómo podemos ser líderes a largo plazo? Estos son algunos consejos:

    1. Seamos sinceros, seamos honestos. La verdad, acompañada de empatía, honestidad y coherencia, forman una base muy importante de cara al liderazgo a largo plazo. Si formamos una base sólida de autoridad moral, se conforman los cimientos de un liderazgo que puede trascender generaciones.
    2. Seamos constantes y productivos. Trabajemos activamente, invirtamos tiempo, recursos y esfuerzo suficiente para llevar la empresa al siguiente nivel. Ser constantes significa hacerlo durante años, preparándonos y adaptándonos a los nuevos tiempos en curso, a las áreas de oportunidad, a las crisis e incluso a lo desconocido.
    3. Planifiquemos a corto, mediano y largo plazo. Vamos a comprometernos a largo plazo, vamos a convertirnos en expertos en nuestro campo. No es necesario que sepamos todo, pero sí es necesario estar abiertos al aprendizaje, aún estando en la cima de nuestros negocios. Las metas al corto plazo son buenas y necesarias, pero tener metas a corto plazo sin una visión a largo plazo nos lleva a caminar en círculos.

En la era de la digitalización, nosotros como CEOs, gerentes, directores, jefes o coordinadores exitosos complementamos la experiencia ganada y la intuición con la toma de decisiones basadas en los datos. El uso correcto de los datos, la adaptación, la inversión en tecnología y digitalización, al mismo tiempo que hacer de nuestras organizaciones más humanas, son las claves del liderazgo como empresa.

El liderazgo a largo plazo se consigue día con día, no es plano, y dependiendo del contexto en donde se desarrolle puede determinar la clase de transformación social de la que se es capaz. Tiene, por tanto, una función dentro de la organización, comunidad o sociedad que destaca por su relevancia e influencia.

Y recuerda:

“Gánate el liderazgo día con día” | Michael Jordan

Fuentes:

https://superrhheroes.sesametime.com/la-grandeza-lider-se-ve-medio-largo-plazo-francisco-alcaide/

https://elpais.com/diario/1996/09/23/economia/843429608_850215.html

https://excelente4es.com/2019/04/08/la-vision-del-lider-como-esencia-del-liderazgo/

https://blog.grupo-pya.com/vision-y-competencia-estrategica/

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *