Objetivos: errores que causan que los equipos de trabajo no los alcancen

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Además de conocer las áreas de oportunidad, experto sugiere trabajar con la metodología correcta; entre las opciones destaca el enfoque SMART.

Confucio decía que “el hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor”. Y eso es lo que pasa cuando los líderes detectan áreas de oportunidad, pero no trabajan en ellas. En ese sentido, se podría decir que un desafío es el cumplimiento de los objetivos, ya que muchas veces es más fácil tomar decisiones y actuar para que estos no se cumplan.

Mayte Tortosa, CEO y cofundadora de la agencia de coaching empresarial YuCoach, dice que los objetivos “son como marcar el destino de un viaje”, ya que desconocerlos hace que “perdamos el tiempo, los recursos y la motivación, lo que produce rotación y ausentismo”.

Por lo tanto, los objetivos tienen una triple misión:

    • Son el punto de partida para saber a dónde quieren llegar las empresas.
    • De ellos parte la meta global.
    • Tomando en cuenta los dos puntos anteriores, se diseña la estrategia para completar el ciclo con éxito.

A pesar de que tienen funciones vitales, los líderes de equipos y proyectos suelen cometer cuatro errores que evitan que los objetivos se cumplan.

    1. No tomar en cuenta el recurso humano. Los líderes no deben ver a los colaboradores como instrumentos para alcanzar las metas, sino como elementos con opiniones valiosas, ya que en sí son quienes ejecutan las acciones. Por lo tanto, la estrategia tiene que partir desde la visión realista de las personas.
    2. Fomentar un mal entorno de competitividad. Los equipos de trabajo fluyen cuando la comunicación es asertiva y hay un trato igual entre todos, de modo que si un objetivo está ligado a un beneficio o reconocimiento para quien “mejor trabaje” sólo se genera competitividad, dejando de lado la verdadera intención: alcanzar en equipo los objetivos.
    3. Objetivos genéricos. Cuando se quiere llegar a una meta, muchos líderes dan el mismo objetivo a todas las personas, sin tomar en cuenta que cada una trabaja diferente y cuenta con distintas habilidades, es decir, dejan de lado las circunstancias en las que se encuentra cada colaborador. Entonces, la clave es establecer tareas en las que cada integrante haga usos de sus habilidades para tener un resultado más enriquecedor.
    4. No elegir el método adecuado. Así como hay diversas mecánicas de aprendizaje, hay múltiples metodologías para ejecutar proyectos. La clave es elegir aquella que se apegue al plan de trabajo, ya que de lo contrario habrá discrepancia entre los principales pilares de todo proyecto: objetivos, plan de acción y estrategia.

Por su parte, Mario Rizo Rivas, socio director en la firma contable Salles, Sainz Grant Thornton, afirma que establecer objetivos es esencial para el éxito de una empresa. Y que lo ideal es que sean con base en el enfoque SMART, es decir:

    • Específicos (specific). Con facilidad de comprensión para evitar la ambigüedad y confusión.
    • Medibles (measurable). Esto es vital para conocer los alcances y resultados que se van obteniendo, a fin de seguir el plan de trabajo o modificarlo.
    • Alcanzables (achievable). Los objetivos deben ser ambiciosos, pero también se debe considerar el contexto para poner límites.
    • Realistas (realistic). Esto va de la mano con el punto anterior, ya que los líderes no deben perder los pies de la tierra y establecer metas congruentes con los recursos que se tienen y el trabajo que se puede hacer con estos.
    • Temporizados (time-related). Definir fechas de entregas y fecha final.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *