Cultura humana: un “enorme catalizador en periodos de crisis”

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Expertos destacan la importancia de esta característica empresarial, ya que impacta en la estrategia comercial, el liderazgo y el compromiso de los empleados.

Cada empresa tiene una manera de trabajar, además de que cada una se caracteriza por rasgos que la hacen diferente. Por ello existen diferentes tipos de cultura empresarial, ya que las organizaciones pueden adoptar e incluso mezclar aquellos que son afines a su razón de ser, valores y objetivos. Sin embargo, Karina Awad, Chief Human Resources Officer en Coca-Cola Femsa, señala que las empresas deben apostar por una cultura más humana, ya que es la única manera de vivir en el entorno laboral deseado.

Por lo general, la cultura empresarial u organizacional es definida como 

    • El conjunto de normas y valores por los que se rige una organización.
    • Las creencias, hábitos, valores, actitudes y tradiciones existentes en todas las organizaciones y que las hacen únicas.

Sin embargo, Karina Awad señala que la cultura es “finalmente cómo nos comportamos en la organización y cómo tomamos decisiones. Es aquello que nos guía a actuar y tiene que ver con lo que tenemos y valoramos, pero no siempre decimos. La cultura se define en nuestro actuar y sentir dentro de la organización”.

De modo que la cultura se evidencia en los tiempos de crisis, ya que es cuando se actúa y el cómo se actúa modela y refleja el trasfondo de la cultura empresarial. Habrá organizaciones que se den cuenta de sus carencias, pero eso no debe ser visto como algo negativo, ya que es la oportunidad de alinear a los equipos a la cultura deseada. 

Por lo mismo, la directora recomienda que las organizaciones forjen una “cultura sólida y consistente que apalanque la estrategia del negocio”, ya que esto hace que igual funcione como “un enorme catalizador en periodos de crisis”.

Vínculo y liderazgo

Por otra parte, un estudio de la Universidad Autónoma de México (Unam) expone que la cultura de la organización impulsa el lado humano de desarrollo de liderazgo, mientras que el entorno operativo impulsa el componente técnico de desarrollo de liderazgo. 

En pocas palabras, los líderes tienen que establecer las bases del liderazgo futuro, para lo cual deben tomar en cuenta la organización y el entorno operativo, pero igual la cultura empresarial.

En ese sentido, la cultura no sólo debe ser vista como un factor ajeno a los procesos y funciones de las empresas, ya que sí desempeña diversas funciones en las organizaciones, subraya Stephen P. Robbins, doctor por la Universidad de Arizona, Estados Unidos.

El también autor de libros sobre gestión empresarial y comportamiento organizacional destaca algunas de las principales funciones de la cultura empresarial:

    • Define fronteras, ya que crea distinciones entre una organización y las demás.
    • Transmite un sentido de identidad a los miembros de la organización.
    • Facilita la generación de un compromiso con algo más grande que el interés personal de un individuo.
    • Incrementa la estabilidad del sistema social.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *