Metodología scrum, aliada para cumplir proyectos en tiempo y forma

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Su origen data en 1986 cuando se analizan los procesos de marcas como Honda, Canon y Fuji, que, en sí, son las pioneras de este marco de trabajo 

A veces, parecería que el tiempo está peleado con las entregas de tareas o proyectos, pero no es así. En muchos casos, lo que las organizaciones requieren es usar mecánicas que aceleren los procesos y optimicen el tiempo; una manera de que esto suceda es a través de la metodología scrum.

El concepto no es nuevo, surgió en 1986 en un estudio que analizaba los procesos en vanguardia de esa época que sobresalieron por el desarrollo de productos exitosos en Estados Unidos y Japón, ya que estos tenían que salir en un tiempo más corto, en comparación de productos anteriores. Las empresas que fueron parte de esta muestra son Honda, Canon y Fuji; por lo tanto, son de las pioneras de esta metodología.

Dato curioso. Debido a la productividad de esos equipos de trabajo, surgió la comparación con la colaboración entre los jugadores de rugby y su formación scrum, es decir, ligera.

Sin embargo, la plataforma Be agile, my friend indica que la metodología scrum no es un proceso o una técnica para desarrollar o construir productos, sino un marco de trabajo en el que se emplea un conjunto de procesos y técnicas. Y, por esto, es eficaz en los equipos de trabajo con dificultades para concretar las acciones que llevan a cumplir los objetivos en común. 

En pocas palabras, “sirve para que equipos multidisciplinares trabajen en entornos complejos, donde los requisitos son cambiantes y los resultados se tienen que obtener en un plazo corto de tiempo”.

Por su parte, la plataforma Aner destaca que esta metodología tiene tres pilares: 

    • Transparencia. Consiste en trazar un plan de trabajo en el que se considere a cada colaborador, a fin de tener una visión general del proyecto, establecer objetivos por persona y alcanzar la meta en común.
    • Inspección. De esta manera, hay un control de los avances para saber en qué áreas hay que reforzar esfuerzos para cumplir en los tiempos trazados. La clave es que estas revisiones sean frecuentes y objetivas.
    • Adaptación. Una particularidad de la metodología scrum son las iteraciones incrementales que es la disposición a hacer cambios a lo largo del del proceso para adaptarse y cumplir con las metas; de esta forma, no sólo se cumple en tiempo y forma, sino que se hacen adecuaciones y mejoras en los proyectos para que sean innovadores.

Como plus, es necesario que los líderes y equipos de trabajo estén abiertos a la retroalimentación constante, además de que sean honestos con los avances, aciertos y errores; de lo contrario, el avance no será real, lo cual afectará el resultado final.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *