¡Eureka, Eureka! El efecto que ayuda a solucionar problemas en el trabajo

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Aunque la mente resuelve problemas a través del análisis, también lo hace de manera inesperada, es decir, “por inspiración”, afirma investigador.

¿Te ha ocurrido que de la nada te llega una excelente idea para un proyecto o al estar haciendo una actividad trivial se te ocurre la mejor solución para un problema? De ser un sí, ¡quiere decir que tuviste un momento Eureka

Eureka es una palabra griega que al español se traduce como “lo he encontrado”. Su origen se debe a una anécdota de Arquímedes, quien destacó por ser un gran matemático, físico, ingeniero y astrónomo. 

Un poco de historia

La historia cuenta que el rey Hierón II le entregó oro a un orfebre para que le hiciera una corona, pero al recibirla pesaba lo mismo que un lingote. Esto le hizo creer que el orfebre había sustituido parte de ese material por plata para quedarse con el oro.

Para salir de dudas, le pidió a Arquímedes que revisara si el peso correspondía al del oro. Pero la tarea no era fácil porque el matemático no podía dañar la corona, es decir, no podía fundirla para la investigación.

Pero aquí llegó la magia: mientras Arquímedes se bañaba, notó que el agua de la bañera subía cuando él se metía en ella, comprendiendo que al introducir un cuerpo en el agua se puede conocer el volumen y la densidad de un objeto. De la emoción, según la historia, el físico salió de la tina y fue corriendo por las calles de la ciudad gritando: “¡Eureka! ¡Eureka!”.

Aunque hay quienes dicen que sólo se trata de una historia, el portal de ciencia SiNC, señala que el investigador de la Universidad de Drexel, en Estados Unidos, John Kounios afirma que los momentos Eureka “sí, existen”, además de que explica que la mente tiene dos mecanismos para resolver problemas: 

      • De manera consciente y metódica, es decir, por análisis.
      • Pero igual de forma repentina e inesperada, es decir, por inspiración.

En el caso del segundo método, la clave es que el cerebro se encuentra en un estado de relajación y descanso, expone el neurocientífico Gustavo Deco, catedrático de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) y jefe del grupo de Neurociencia Computacional de la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona, España.

Gustavo Deco se ha dedicado a estudiar qué hace el cerebro cuando no hace nada, por lo que expone que “hemos visto que el cerebro en reposo explora todas las posibilidades, probando su capacidad funcional. Se producen conexiones entre las diferentes áreas, que son lo que llamamos ‘excursiones dinámicas”.

Aunque admite que relacionar el trabajo neurocientífico con el efecto Eureka es algo especulativo, igual dice que “podría ser que en alguna de estas ‘excursiones’ se active una zona relacionada con el problema que cuando se estaba obsesionado con la solución del problema no se había encendido”.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *