Los bancos con mujeres a cargo tienen menor tasa de fraudes, destaca estudio

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Investigadora destaca que lo ideal es tener 3 mujeres en altos mandos para cambiar la dinámica en una empresa, ya que, de lo contrario, sólo se ve como un simbolismo.

De acuerdo con una reciente investigación de Cass Business School en la City University of London, los bancos europeos con más mujeres en las juntas directivas comenten menos fraudes, ya que las instituciones con líderes femeninas han tenido multas más bajas y menos frecuentes por mala conducta, lo que significa un ahorro de 7.84 millones de dólares al año.

El estudio estuvo a cargo de Barbara Casu, catedrática de Banca y Finanzas en Cass Business School, quien explicó que en la investigación se centró en instituciones europeas con multas impuestas por el gobierno de Estados Unidos desde la crisis de 2008. Como parte del proceso, se analizaron diferentes aspectos como el tamaño y alcance de los bancos, la cantidad de integrantes de las juntas, la edad de los directivos y la rotación del director general.

Lo anterior fue considerado con la finalidad de demostrar la importancia de la diversidad; sin embargo, los resultados demostraron que “la diversidad de género es importante”, aunque Barbara Casu enfatizó que la diversidad en sí ayuda a reducir las multas.

De acuerdo con la catedrática, los delitos más notorios en los bancos con menor cantidad de directoras son los siguientes:

        • Violaciones de sanciones bancarias y económicas.
        • Blanqueo de capitales.
        • Manipulaciones del mercado.
        • Prácticas de venta engañosas o deshonestas.
        • Fraude fiscal y contable.
        • Discriminación laboral.

“Brecha de castigo”

Al ser cuestionada por Harvard Business Review acerca de si el estudio demuestra que las mujeres son más éticas que los hombres, la experta afirmó que es una manera de analizar los resultados de la investigación, sobre todo porque “muchas mujeres son educadas desde pequeñas para que ser afectuosas, complacientes y agradables, mientras que a los hombres a menudo se les recompensa ​​por ser ambiciosos y buscar ganancias personales”.

Pero lo más alarmante del estudio es que destacó una situación de antaño: “existe una brecha de castigo de género, ya que las mujeres son castigadas con más dureza que los hombres por la misma infracción”.

Para Barbara Casu, este es el siguiente camino del estudio porque quiere comprender si las mujeres se están comportando de manera más ética o si son éticamente similares a los hombres, pero simplemente son más reacias al riesgo. 

Pero, de momento, la conclusión de la investigadora es que lo ideal para cualquier organización es tener un equilibrio en el capital humano, lo cual incluye los altos mandos; de esta forma, es más probable tener “una masa crítica”, ya que, por ejemplo, con tener sólo una directora el efecto es débil porque es difícil para una persona desafiar el comportamiento corporativo existente, además de que se ve como un simple simbolismo.

“Descubrimos que se necesitan al menos tres mujeres para cambiar la dinámica dentro de una tabla. También descubrimos que el efecto es aún mayor cuando hay directoras y mujeres en puestos ejecutivos en los bancos. Creemos que la diversidad de género en ambas áreas es fundamental”, indicó la experta.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *