La Cuarta Revolución Industrial, ¿época de cambios o cambio de época?

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Hoy en día en el medio empresarial y directivo, escuchamos con frecuencia el concepto de “Cuarta Revolución Industrial”. Éste ha cobrado fuerza a raíz del proceso acelerado de digitalización provocado desde el surgimiento de la pandemia de Covid-19.

¿Cómo podemos definir la Cuarta Revolución Industrial desde la óptica de un puesto directivo o de CEOs? De forma breve, podemos decir que la Cuarta Revolución Industrial es la convergencia culmen del siglo XXI de las tecnologías digitales, físicas y biológicas que impulsan una aceleración incesante en pro del progreso laboral, social, médico, económico y humano; por mencionar algunos rubros.

Según el informe llamado “Encuesta global: impacto de la Cuarta Revolución Industrial”, se producen cambios rápidos en la Tecnología de Ia información, las empresas y el mundo. Sin embargo, hay quienes aún dudan sobre si de verdad existe una nueva Revolución Industrial.

La realidad es que ya existe un impacto de la Cuarta Revolución Industrial en términos prácticos. Debido a ello, un 79% del liderazgo global senior, afirma que en los siguientes cinco años veremos un avance tecnológico equivalente a un siglo. Por otra parte, hoy en día los líderes de Tecnología de la Información en los Estado Unidos se preocupan tres veces más por innovar a la velocidad correcta en el futuro que en la actualidad.

En este contexto, los CEO’s y directivos debemos ser lo suficientemente ágiles como para actuar sobre los datos más rápido que otras empresas de nuestro rubro que estén bien posicionadas. La finalidad es convertirse en líderes del mercado, y los CEO’s debemos ser capaces de detectar nuevas tendencias, identificar posibles mejoras en los procesos, acelerar la innovación e impulsar el crecimiento final.

Por otra parte, debemos ser conscientes de las ventanas de oportunidad que tanto directivos, como CEOs y tomadores de decisiones, debemos tomar en cuenta. El 73% de los líderes globales dicen que las infraestructuras digitales actuales no están preparadas para soportar los próximos aumentos de usuarios, volúmenes de datos y necesidades de rendimiento de las aplicaciones. 

Por otra parte, el 91% de los líderes globales dicen que confían en socios de tecnología con redes globales expansivas para ayudarlos a adquirir, analizar y actuar rápidamente sobre los datos. Es tiempo de la digitalización, la tecnología, los contenidos.

En este mismo contexto, en una encuesta reciente de Deloitte Global que buscó medir la preparación de los negocios para la Cuarta Revolución Industrial, reunió 1,600 ejecutivos de nivel alto de 19 países. De dicho estudio surgió una descripción de las oportunidades y desafíos que esos líderes globales ven en la creación de valor nuevo en un mundo cambiante, una descripción que transmite tanto esperanza como ambigüedad. 

Afortunadamente los líderes globales estamos entendiendo el concepto de “digitalizar todo”: automatización, inteligencia artificial, Internet de las Cosas, aprendizaje de máquina y otras tecnologías avanzadas pueden rápidamente capturar y analizar una riqueza de datos que nos da cantidades y tipos anteriormente no imaginables de información para trabajar a partir de ella. 

Por otra parte, dicho estudio encontró que nuestro desafío está en movernos hacia la siguiente fase, cambiar cómo pensamos, nos capacitamos y trabajamos usando datos, para crear valor a partir de los hallazgos obtenidos mediante tecnologías avanzadas.

Los directivos y CEO’s somos optimistas acerca del impacto de Industria 4.0. El 87% de los participantes en la encuesta de Deloitte consideran que la  Industria 4.0 llevará a más igualdad y estabilidad social y económica. La realidad es que la mayoría de los directivos consideramos que la tecnología fungirá como un ecualizador que proporcionará más acceso a educación, trabajos y financiación a través de diferentes geografías y grupos sociales.

Pero las nuevas tecnologías también requerirán diferentes habilidades y probablemente impactará en trabajos que potencialmente podrían llevar a disparidad e incertidumbre en los ingresos. Son tiempos de cambios acelerados, en concreto los CEO’s y directivos debemos invertir en tecnología, en capacitación y en personal especializado.

Todo ello conlleva una inversión grande, pero que a corto plazo dará resultados. Además, la adaptación es un tema muy importante: adaptarse a los tiempos actuales, hará que el proceso de transición laboral sea más suave y favorable.

Fuentes:

https://www2.deloitte.com/content/dam/Deloitte/uy/Documents/human-capital/Revoluci%C3%B3n%204.0.pdf

https://www2.deloitte.com/content/dam/Deloitte/co/Documents/human-capital/4a%20Revoluci%C3%B3n%20Industrial%20Preparaci%C3%B3n%20y%20Responsabilidad.pdf

https://blog.growthinstitute.com/es/-la-cuarta-revoluci%C3%B3n-industrial-no-har%C3%A1-desaparecer-tu-empresa…-o-s%C3%AD

https://interact.lumen.com/4IRinfographic

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *