Cultura organizacional: 5 modelos que sobresalen en la actualidad

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Su fin no es presentar una buena imagen de la empresa, sino demostrar la personalidad de esta para captar y conservar al mejor talento humano.

La cultura organizacional es la mejor manera de definir a las empresas porque se basa en los valores, creencias, metas e intereses; en sí, es como describir la personalidad de una persona. Y, por lo tanto, cambia en cada organización; aunque es adaptable y modificable, hay cinco tipos de cultura organizacional que sirven de referencia.

Los beneficios de la cultura organizacional son múltiples, pero el más simbólico es la captación de nuevos talentos, así como la conservación de los que ya se tienen debido a que es la presentación y demostración de cómo funciona cada organización.

Por lo mismo, para la startup Acsendo, plataforma de solución tecnológica en el sector de RRHH, hay cinco modelos que se posicionan en la actualidad:

    1. Cultura orientada a las personas. Como el nombre lo indica, se centra en satisfacer las necesidades de los colaboradores, de modo que se les impulsa para tener un constante desarrollo y el crecimiento. Se caracteriza por: valorar la creatividad e involucrar a los empleados en la toma de decisiones.
    2. Cultura colaborativa. Lo esencial es el trabajo en equipo, de modo que las empresas trabajan para tener un buen clima laboral que propicie la sana convivencia y relación entre colaboradores. Se caracteriza por: considerar la opinión general para la toma de decisiones y reforzar constantemente la organización y coordinación.
    3. Cultura horizontal. Omite las jerarquías y se rige por la acción, de modo que su manera de trabajo se centra en la innovación y dinamismo. Se caracteriza por: alentar a los empleados a trabajar de manera colaborativa, además de fomentar la constante participación e intercambio de opiniones.
    4. Cultura orientada a la norma. Lo primordial es cumplir con los reglamentos, normas y procesos, a fin de generar estabilidad y seguridad. Se caracteriza por: brindar constantemente retroalimentación asertiva y realizar evaluaciones de desempeño.
    5. Cultura de resultados. Se rige por el cumplimiento y alcance de resultados, a fin de reducir tiempo y recursos. Se caracteriza por: dar prioridad a las metas a corto plazo y valor la estructura con base en los objetivos.

Independientemente de estos tipos de cultura organizacional, las organizaciones deben elegir el que mejor se adapte a su personalidad, además de que también pueden combinar diferentes modelos de las culturas organizacionales.

Al momento de trabajar en este tema, es necesario tomar en cuenta detalles como clima organizacional, los valores de la organización, el tipo de líder que es más común en la compañía y las relaciones de los colaboradores. De hecho, una manera de identificar el tipo de la cultura organizacional es mediante el Instrumento de Evaluación de la Cultura Organizacional (OCAI, por sus siglas en inglés).

Las opciones son diversas, de modo que todo se resume en el interés y dedicación que las empresas le dedican a la creación y análisis de la cultura empresarial.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *