4 hábitos que todo CEO debe tener para aumentar su productividad

Por: Redacción Recursos Humanos TV

La clave es dirigir la atención y enfoque “hacia donde necesita ir es una tarea primordial del liderazgo”, respalda el psicólogo Daniel Goleman.

Cuando se trata de productividad, no hay un sólo camino para aumentarla o mejorarla porque los procesos o mecánicas varían para cada persona. Sin embargo, todas las personas tienen una meta en común: cumplir en tiempo y forma sus actividades, optimizando el tiempo y los recursos. Aunque este es un objetivo general, en las empresas hay dos cargos que requieren de mayor precisión para brindar excelentes resultados: los líderes y CEO.

Para que esto sea posible, es conveniente que los encargados de proyectos o equipos de trabajos se enfoquen en sus objetivos principales, ya que “dirigir la atención hacia donde necesita ir es una tarea primordial del liderazgo”, señala el mismo padre de la inteligencia emocional, Daniel Goleman.

Partiendo de lo anterior, la coach empresarial Cait Scudder afirma que hay cuatro hábitos esenciales que todo CEO debe complementar a su rutina para ser más productivo:

    1. Enlistar las prioridades de manera estratégica. Lo más complejo es hacer este análisis para definir las prioridades, que parten de las funciones de cada líder, es decir, de sus actividades principales e individuales. Pero una vez que se han detectado, lo siguiente es generar un calendario anual; la experta indica que la clave es no incluir más de tres prioridades principales en un trimestre. De esta manera, los CEO tendrán una guía que los oriente para no perder de vista las líneas de acción, a fin de orientar correctamente a los equipos, ya que “no sólo se trata de trabajar, sino de trabajar de forma efectiva”.
    2. Correcta delegación de tareas. La manera más fácil de ser menos productivo es saturarse de actividades. Y por eso es necesario delegar, lo cual empodera a los colaboradores, generando que tengan criterio propio. Sin embargo, los CEO tienen que ser conscientes de quiénes son las personas correctas para cada tarea y de que entienden la razón de ser de la misma, ya que, de lo contrario, sólo habría un atraso y deficiencia en el resultado final. 
    3. Proceso inverso. Por lo general, las personas empiezan por lo primero: el comienzo. Pero Cait Scudder afirma que trabajar a la inversa significa tener más probabilidades de cumplir el objetivo deseado; por lo tanto, recomienda trabajar desde el resultado hasta llegar al inicio.
    4. Análisis de impacto. Todos los CEO tienen estrategias para completar proyectos que, al final de cuentas, significan mejores resultados y más entradas de dinero. Entonces, lo primordial es detectar aquellas actividades que generan mayor impacto en los resultados, a fin de pulir la ejecución de las mismas.  

Para facilitar la ejecución de los hábitos que recomienda la experta, cabe recordar el Método Eisenhower, ya que, como publicamos anteriormente, se centra en cuadrantes, de acuerdo con el nivel de importancia o urgencia:

      • Urgente e importante.
      • Importante, pero no urgente. 
      • Urgente, pero no importante.
      • Ni urgente ni importante.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *