Clave del futuro laboral: la gestión del personal

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Estudio señala que la inversión en los colaboradores no debe ser vista como un gasto, sino como un activo y valor agregado para las empresas.

El trabajo es un elemento necesario y primordial para las personas, ya que no sólo es una fuente de ingreso, sino la manera de desarrollarse profesionalmente. Sin embargo, la pandemia ha implicado numerosos cambios. Y, sin duda, una gran cantidad de personas se vio afectada en el plano laboral al tener una reducción en sus horas laborales e incluso perder su trabajo.

Esto implica un alto reto para las áreas de recursos humanos: gestionar al personal, ya que expertos señalan que es la clave para el futuro laboral, que es cada vez más cambiante y menos predecible.

De acuerdo con un white paper, publicado por el Foro Económico Mundial en colaboración con Willis Towers Watson, las empresas tiene que cambiar la forma de considerar la mano de obra para que deje de ser un gasto y se convierta en un activo. 

Al respecto, el banco Credit Suisse plantea el siguiente ejemplo:

Los costos de los recortes de personal pueden tratarse como un gasto único y no aparecen en las ganancias básicas, las inversiones en el desarrollo de la mano de obra tienen que contabilizarse como gastos y, por lo tanto, afectan a las ganancias. En cambio, si las inversiones en aprendizaje o desarrollo se capitalizan y se reconocieran en el balance, se reflejarían como un valor y animarían a las empresas a invertir más en las personas.

Por lo tanto, las empresas, desde las áreas de Recursos Humanos, tienen que recordar que el capital humano es el principal bien que tienen, y por eso es necesario trabajar con él para:

      • Conocer sus puntos fuertes, pero igual débiles.
      • Reforzar sus conocimientos, pero también indagar en los aspectos personales y emocionales para trazar planes integrales.
      • Invertir para potencializar los talentos.

Asimismo, es conveniente trabajar en estrategias de gestión de talentos, ya que se garantizan contar con elementos ideales para la empresa. De esta manera, es muy probable que el logro de metas se logre de manera eficiente y óptima, además de que se forja la cultura de consecución de objetivos organizacionales y hay disminución de la rotación de personal.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *