Sedentarismo e inactividad, riesgos de trabajar desde casa

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Estudio destaca que los mexicanos trabajan 50 horas a la semana, razón por la que deben respetar los horarios laborales para que realicen actividades recreativas.

Trabajar desde casa ha significado múltiples beneficios como disminuir la posibilidad de contagio, ahorras tiempo y dinero en el traslado a la oficina y administrar el tiempo con mayor libertad. Pero, por otra parte, igual ha sido sinónimo de monotonía, sedentarismo e inactividad, ya que el 29% de los mexicanos trabaja 50 horas o más a la semana, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Esto genera repercusiones en la salud en general, ya que el sedentarismo impacta al cuerpo humano en el sistema muscular, cardiovascular, metabólico, endocrino y nervioso, señala el Javier Butragueño, doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

“Toda esta información se basa en la evidencia de varios modelos de inactividad, que incluyen reposo en cama, suspensión unilateral de extremidades y/o reducción de pasos diarios”, destaca el experto. “La mayoría de esto datos muestran que el desgaste muscular ocurre rápidamente, sobre todo en personas más mayores, siendo detectable dentro de los dos días de inactividad.

Esto incrementa la importancia de hacer activación física, incluso en la jornada de trabajo; algunas opciones son las siguientes:

    1. Estableciendo descansos para romper los períodos prolongados de inactividad, poniéndose de pie y, de ser posible, caminando unos 10 minutos. 
    2. En el caso de llamadas, optando por tomarlas con audífonos o manos libres.
    3. En el caso de las juntas, sobre aquellas que se extenderán de 30 minutos, ubicándose en lugares donde sea posible ponerse de pie y hacer estiramientos.
    4. Determinar que un área de trabajo, a fin de no permanecer en lugares como la habitación, ya que así es más factible trabajar desde la cama.

Más allá de esto, las empresas igual deben trabajar en el bienestar de los colaboradores, que igual hace énfasis en la importancia de hacer ejercicio. Por lo tanto, se tiene que trabajar para que los colaboradores no laboran fuera del horario, a fin de que tengan tiempo para realizar otras actividades.

Finalmente, lo ideal es que las personas efectúen ejercicio de fuerza, como sentadillas, lagartijas y planchas, para preservar la fuerza y masa muscular. Adicional, pueden considerar hacer rutinas de entrenamiento de circuito o ejercicio aeróbico.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *