Lillördag, tradición nórdica para que “la semana laboral sea llevadera”

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Su finalidad es evitar que los empleados se sobresaturen y presenten síndromes como el Burnout, a fin de aumentar los ánimos y productividad.

Los días de trabajo varían por diversas circunstancias: juntas, presentaciones de proyectos y entregas de tareas. Lo mismo ocurre con los días de descanso, ya que cambian de empresa a empresa dependiendo del giro en el que se encuentran, así como de su tipo de trabajo y necesidades. En resumen, esto genera que las personas tengan un panorama de cómo será su semana, lo que, a veces, es agotar con sólo pensar. Sin embargo, expertos nórdicos en management y cultura corporativa tienen un secreto laboral que consiste en una tradición: lillördag.

La nueva normalidad ha implicado diversos cambios como la flexibilidad laboral y digitalización. Esto, además de otros factores, está haciendo que las empresas analicen cómo será ahora la semana de trabajo, a fin de apegarse a las normas de salud, pero igual para impulsar la productividad de los colaboradores.

Sin embargo, tanto las empresas como los colaboradores tienen una constante lucha: evitar las afectaciones de trabajar desde casa; el ejemplo más claro es el síndrome Burnout, al grado de que el 74% de los colaboradores está 24/7 en el modoalways on.

Como una opción, los líderes de empresas nórdicas destacan la importancia de una de sus tradiciones: lillördag, es decir, “sábado pequeño”, que consiste en “romper” la semana de trabajo con una celebración el miércoles por la noche.

Respuesta al estrés laboral

Para los expertos, esta es una excelente opción porque divide la semana laboral en dos, haciendo que la carga de trabajo sea menos pesada y los empleados no extiendan sus horas de trabajo que, lejos de ayudar a la productividad, disminuye los ánimos, la creatividad y el enfoque para terminar la semana al 100%.

De acuerdo con Constanze Leineweber, profesora asociada del Instituto de Investigación sobre el Estrés de la Universidad de Estocolmo, Suecia, percibir el miércoles como “sábado pequeño” puede hacer que la semana laboral sea más llevadera, “especialmente ahora que nuestros días aislados parecen desdibujarse sin un final a la vista”.

La experta agrega que los “sábados pequeños” puede ser una herramienta sabia “para ayudar a las personas a crear estructura y satisfacción incluso cuando se sienten perdidas”, ya que “puede motivarse con metas más pequeñas dentro de la semana que puede alcanzar y obtener una recompensa y no perder totalmente el contexto y la estructura que necesitamos”.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *