Inegi: En México hay casi 16 millones de madres que compaginan este rol con el laboral

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Experta en cambio organizacional destaca importancia de que empresas demuestren su apoyo a los colaboradores mediante esquemas flexibles.

Por segundo año consecutivo, las madres de familia celebrarán el 10 de mayo en casa y compaginando el rol de mamá con el de trabajadora, en la mayoría de los casos, ya que en México hay casi 16 millones de madres trabajadoras, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Encontrar un equilibrio entre estos dos ámbitos (familiar y laboral) ha sido uno de los principales retos para las mamás, razón por la cual han sido de las más afectadas en la pandemia, señala un informe del Instituto de Estudios Fiscales. 

Esto ocurre a pesar de que hay familias en las cuales los roles son más equitativos, ya que, aunque sea en un menor grado, las mujeres siguen involucrándose más en las actividades relacionadas con los hijos y el hogar.

De hecho, y como publicamos recientemente, una encuesta de la plataforma de renta de propiedades Kokatu dio a conocer que los hijos son el principal distractor en el home office (23.8%), seguido de las entregas a domicilio (22%) y las mascotas (17.5%).

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) afirmó que la pandemia provocó un retroceso de una década en los avances de la mujer en la inclusión laboral.

Tres áreas de preocupación

Al respecto, Ana Mendy, socia de la consultora McKinsey y coautora del informe Los empleados más diversos son los que más luchan con los efectos del COVID-19; así es cómo las empresas pueden responder, señaló que las mujeres son quienes tienen mayor preocupación en la pandemia debido a tres temas: salud física, salud mental y la seguridad en el trabajo.

“Mucho más que los hombres, (las mujeres) están sufriendo un aumento en la carga doméstica, el llamado ‘doble turno’ sigue siendo un tema asociado a las mujeres. Y las mujeres en las economías emergentes tienen entre dos y tres veces más posibilidades de registrar desafíos que los hombres de países desarrollados”, señala la también especialista en manejo de crisis, diversidad, inclusión y cultura y cambio organizacional.

Sin embargo, un factor que llama la atención es que numerosas mujeres afrontan el “doble turno” porque buscan compensar el tiempo de la jornada laboral que invierten en los hijos o labores del hogar; por lo tanto, el nivel de agotamiento y estrés es alto, lo cual repercute en las tres preocupaciones que las aflige.

Cabe destacar que esto no quiere decir que los padres de familia no vivan un panorama similar, sino que el grado es menor, en comparación con el de las madres de familia.

Para la experta, el involucramiento de las empresas, especialmente de las áreas de Recursos Humanos, es vital porque se necesita reforzar la implementación del bienestar de los empleados, haciendo énfasis en los esquemas flexibles para que los colaboradores encuentren un equilibrio en todos los aspectos de su vida. Pero, más allá de eso, deben respaldar a los trabajadores, es decir, hacerles saber que cuentan con apoyo en todo momento.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *