Personas, el verdadero valor empresarial que genera experiencias únicas

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Experto del Tecnológico de Monterrey expone la importancia de depositar la confianza en los empleados, ya que sólo así desarrollarán su potencial al máximo

“La pandemia nos ha hecho entender que las personas son las que generamos el valor y que para lograrlo debemos confiar en ellas para que florezcan y desarrollar al máximo su potencial, creatividad e innovación”, afirma Hernán García, VP Talent & Experiencia en el Tecnológico de Monterrey, al enfatizar que toda decisión se debe centrar en las personas, ya que sólo así se crean experiencias extraordinarias.

Hernán García recuerda que antes del confinamiento las empresas trabajaban impulsadas por los objetivos, de modo que las decisiones tenían un punto focal: la alineación con los intereses empresariales. Y es cierto que las empresas requieren de ingresos para subsistir y cubrir sueldos, pero el experto señala que la pieza clave siempre ha sido el capital humano que, al final de cuentas, es la fuerza de trabajo y generador de proyectos que impacten y capten la atención de los usuarios.

Este reconocimiento no sólo debe ser de palabra, sino mediante acciones y la (acción) más importante es depositar la confianza en los colaboradores, a quienes se les debe comunicar esto para fortalecer los lazos laborales.

Para el experto, la base es “hacerlo personal” porque esto ya implica un vínculo basado en la confianza; además, recomienda trabajar en los siguientes puntos:

    1. Unificar al equipo. En todas las empresas hay distintos cargos y jerarquías. Pero no esto no quiere decir que deba haber diferencias en el trato que se dé a cada colaborador; por el contrario, este debe ser igual, además de que es importante generar sesiones en las que participen diferentes perfiles, con el objeto de que los colaboradores se desarrollen con un liderazgo cercano.
    2. Apoyo incondicional. No sólo se trata de equipar de las herramientas necesarias, sino también de asegurar la salud emocional; esto permitirá que la jornada transcurra óptima y positivamente, independientemente de los factores externos.
    3. Sí a la flexibilidad laboral. Se tiene que recordar que los empleados antes de eso son hijos, esposos y padres de familia. Y esto quiere decir que pueden tener complicaciones, lo cual ameritaría que en ocasiones necesiten tiempo para resolver esas situaciones. La postura de la empresa controladora debe quedar de lado, adoptando un modelo flexible; al final de cuentas, un colaborador intranquilo y angustiado no es igual de productivo como uno enfocado y centrado.
    4. Implementar el journey map. Esta metodología consiste en desarrollar la innovación centrada en las personas para superar retos y satisfacer necesidades. De esta manera se eliminan aquellos procesos, sistemas y prácticas que no restan valor en vez de agregarlo.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *