¿Por qué aplicar el principio de simplicidad en los negocios?

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Como directivos y CEOs cada día observamos los distintos niveles de complejidad que alcanzan las empresas, sobre todo en un entorno cambiante como el actual. Debido a esta situación, han surgido una discordancia en los campos de acción de los trabajadores. Desde las empresas ha sido necesario implementar acciones en conjunto con especialistas que tienen visión global.

Con esa línea de pensamiento, en el ámbito empresarial se ha construido la idea de que en un corto tiempo, las empresas que no logran implantar completamente las nuevas tendencias sobre el manejo de negocios ya están desactualizadas, y para mantenerse tendrán que pasar a la siguiente generación de técnicas administrativas.

Para lograrlo, es necesario aplicar el principio de simplicidad, pues sabemos que debemos contar con verdaderos ejecutivos, esencialmente firmes, con un gran sentido de compromiso y con deseos de trabajo en equipo. La simplicidad en los negocios consiste en extraer lo obvio y añadir lo significativo, es mirar lo esencia, el pequeño y simple detalle.

Con este principio, la organización y las soluciones de negocios se simplifican. La importancia de aplicar este principio en los negocios, diseño e incluso en numerosos aspectos de nuestra vida es innegable y evidente. Por ello, lo podemos aplicar de manera efectiva para obtener beneficios como:

    • Reducir procesos. La mejor manera de conseguir la simplicidad es por medio de una reducción premeditada.
    • Beneficiar la organización. Esto hace que el sistema ordene y simplifique dinámicas reduciendo tiempos y procesos que podrían catalogarse como burocráticos.
    • Ganar tiempo. Ahorrar tiempo da sensación de simplicidad y sobre todo de practicidad.
    • Aprender constantemente. El conocimiento perpetuo hace que todo sea más fácil.
    • Acelerar pero mejorar dinámicas y procesos. La simplicidad no puede vivir sin la complejidad, pero complementarse adecuadamente.
    • Mejorar la confianza en los procesos de la empresa desde la dirección. Los puestos directivos agilizan de manera constante sus dinámicas gracias a la simplicidad.

Pero, ¿cómo nos beneficiamos de la correcta aplicación de la simplicidad en los negocios? Aquí algunos ejemplos:

    • Los contratos son minuciosos, deben definir todos los aspectos de un proyecto y además servir como una protección o garantía por si todo sale mal. También ,conllevan un coste económico debido al tiempo necesario para realizarlos, asimilarlos y modificarlos en caso necesario.
    • Comunicación. Un modelo de negocio simple reduce las barreras y errores de comunicación que pueden surgir, tanto de manera interna como externa. Limitar la comunicación a un canal es una manera de reducir posibles errores.
    • Experiencia de los clientes. El tiempo en el que un cliente obtiene la satisfacción o respuesta deseada es un gran medidor del éxito del producto o servicio. Reducir este parámetro es importante.

Como líderes, directivos y CEOs es importante hacer un análisis de nuestros equipos y empresas, conocer lo que hace nuestro personal y cómo lo hacen, y participar como parte de ese grupo. Seamos ejemplo y no sólo autoridad sin bases. Las propuestas de mejora o de solución pueden venir de cualquiera de estos participantes.

Recuerda que las decisiones, el balanceo de expectativas y la visión tendrán que ser parte del contexto y habilidades de los líderes en sus respectivos niveles.

Fuentes:

https://www.hrconnect.cl/tendencias/gestionando-desde-la-simplicidad/

https://www.square-9.com/es/blog/5-guidelines-to-leveraging-simplicity/

https://recursosparapymes.com/por-que-la-simplicidad-vende-mas-y-como-utilizarla-en-la-practica/

https://www.processmaker.com/es/blog/business-process-improvement/

http://www.ebizlatam.com/alcanzando-simplicidad-y-manejabilidad-en-los-centros-de-datos/

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *