Bienestar laboral, acción que aumenta la productividad en un 21%

Por: Redacción Recursos Humanos TV

OMS afirma que un mal ambiente laboral ocasiona depresión y ansiedad, que generan la pérdida de 1 billón de dólares por la baja productividad.

El bienestar de los colaboradores es vital para cualquier organización, al impactar en la productividad y compromiso. Esto generó que surgieran los planes de bienestar, que han tenido mayor demanda a raíz de la pandemia, pero que desde años atrás son implementados por organizaciones de pequeña, media y gran escala por los beneficios que ofrecen.

Hablar del bienestar laboral, también conocido como wellness laboral o corporativo, es complejo porque aborda temas de salud física, mental y emocional, los cuales se ven afectados por todo lo que implica el mundo laboral: entorno de trabajo, tipo de relación con compañeros y líderes, ritmo de trabajo (exceso de tareas) y condiciones salariales, sólo por mencionar.

De acuerdo con un estudio de Gallup Research, los planes de bienestar tienen un fuerte impacto en la productividad, ya que puede aumentarla hasta en un 21%; además, reducen el absentismo hasta en un 37% y disminuyen la rotación hasta en un 65%.

Adicional, la Organización Mundial para la Salud expuso que “un entorno laboral negativo puede causar problemas físicos y psíquicos. La depresión y ansiedad tienen repercusiones económicas importantes: se estima que cuestan anualmente a la economía mundial 1 billón de dólares en pérdida de productividad”.

Acciones continuas

Debido a que estos planes incluyen medidas para un desarrollo integral, es decir, no sólo se considera la esfera laboral, sino también personal y familiar, las empresas deben tener entre sus prioridades aportar positivamente en la vida de los trabajadores.

La creación de estos planes debe centrarse en los objetivos del mismo, a fin de definir acciones congruentes y realistas; algunos puntos a considerar son los siguientes:

    • Compaginación. Esto se refiere a ser flexibles para que las personas cumplan sus objetivos laborales sin perjudicar los personales y familiares; por ejemplo: basarse en el cumplimiento de metas y no una jornada de 9 o más horas, lo cual no implica necesariamente la productividad.
    • Desarrollo. Ofrecer y apoyar las oportunidades de crecimiento profesional es elemental porque las personas se sienten cobijadas por sus empresas, ya que de esta manera tiene mayor preparación para hacer frente a las nuevas necesidades de la misma cultura laboral.
    • Encaminamiento a un estilo de vida sano. A fin de alentar a los colaboradores, se puede compartir información para mejorar la alimentación o incluso incursionar en la actividad física. Una manera de hacerlos es mediante boletines o breves revistas digitales mensuales en las que incluso se comparan hashtags para que los empleados los usen al tomar en cuenta los consejos.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *