Cabinas de teletrabajo, salvación para ya no laborar desde el hogar

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Profesor de la Escuela de Negocios de Harvard señala que podrían solucionar el conflicto de quién paga los servicios que implican laborar desde casa.

La pandemia por el Covid-19 no sólo ha significado crisis, sino también innovación y creatividad. La nueva propuesta surgió de una empresa de Singapur que consiste en unas cabinas para teletrabajar, que son útiles para quienes ya están cansados de laborar desde su casa, de modo que “llevan el concepto de teletrabajo al siguiente nivel”, expone Prithwiraj Choudhury, profesor en la Escuela de Negocios de Harvard.

El experto señala que estas cabinas podrían solucionar el conflicto de quién asume los gastos que implica laborar desde casa, ya que las empresas podrían centrarse en sólo pagar el uso de las cabinas; además, agrega que igual son una opción para el esquema de trabajo híbrido.

“Estas cabinas llevan este concepto a la siguiente etapa y les da a los trabajadores la oportunidad de trabajar desde cualquier parte”, enfatiza Prithwiraj Choudhury.

Beneficio psicológico

Al respecto, Dominic Penaloza, fundador de la empresa Switch, que es la encargada de este proyecto, afirma que “definitivamente, parte del valor de la propuesta de las cabinas es la distancia psicológica que se crea al establecer una separación física entre el trabajo y la casa”.

Las cabinas son individuales y cada una tiene una silla, una mesa, un ordenador y un ventilador. En cuanto al diseño, tienen luz superior y decoración en gris y blanco para ofrecer un ambiente tranquilo y relajante. Su plus es que se ubican en centros comerciales y cafeterías reconocidas, de modo que tienen acceso gratuito a conexiones de wifi.

Las medidas de seguridad e higiene constan de no ingresar con alimentos y/o bebidas, usar cubrebocas y aplicarse gel, tanto a la hora de entrar como salir.

En cuanto al costo, oscila en los tres dólares ($59.81) por hora, el cual para algunas personas es accesible, además de que la ventaja es que “no es la sala de la casa”. Para hacer uso de ellas, se puede hacer una reservación mediante una aplicación, en la cual se puede establecer el tiempo que se usarán.

No se trata del primer proyecto que Switch se dirige al sector laboral, ya que igual tiene en alquiler 3,500 escritorios, los cuales están ubicados en oficinas de trabajo compartido. Pero su objetivo con las cabinas es que lleguen al extranjero.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *