SIBO y síndrome de Burnout, padecimientos potenciales en el teletrabajo

Por: Redacción Recursos Humanos TV

México trabaja 20% más de horas, en comparación de China y Estados Unidos, expone la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En cuestiones de salud, el estrés y la fatiga son los síntomas más relacionados con el teletrabajo, ante el ritmo que implica esta nueva cultura de trabajo que, además, ha generado cambios en la manera en la que se compaginan los ámbitos personal y laboral. Sin embargo, éstos sólo son la punta del iceberg, ya que en el trasfondo hay dos padecimientos latentes, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ya pasó poco más de un año desde que se vivió un giro de 180° debido al cambio de rutinas en todos los aspectos. Y en el caso del trabajo, en gran medida, hay mayor manejo y control de la tecnología, pero la compaginación de la vida personal con la laboral parece ser un aspecto que no termina de concretarse.

En el caso de México la situación es alarmante porque se labora 20% más de horas, en comparación con China y Estados Unidos, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Burnout y SIBO

En gran parte, se debe a que no se respetan los horarios de trabajo, extendiendo la jornada incluso a fines de semana. Esto genera afectaciones a nivel mental, emocional y físico, que son aspectos que corresponden al síndrome de Burnout, que padece el 75% de la población, puntualiza la OMS. 

Por lo general, este síndrome es vinculado a temas de salud mental y emocional; sin embargo, tiene una vinculación con el Small Intestinal Bacterial Overgrowth (SIBO, por sus siglas en inglés), que, en términos médicos, es un tipo de un desequilibrio en la microbiota intestinal, ya que hay un crecimiento excesivo del número de bacterias que habitan el intestino delgado cuya función básica es la digestión y absorción de nutrientes. 

El SIBO se presenta por diversas causas, pero en este escenario se puede dar porque hay una mayor liberación de bacterias que se localizan en el intestino delgado. De acuerdo con la plataforma Alimente, los síntomas abarcan problemas digestivos (gases, hinchazón, diarrea, estreñimiento e intolerancias alimentarias) y cutáneos (trastornos autoinmunes y dolores articulares).

A fin de disminuir los niveles de estrés, los líderes y las áreas de Recursos Humanos deben reforzar mecánicas que fomenten el cumplimiento de la jornada laboral, respetando los horarios de desconexión y descanso. Claro, gran responsabilidad está en manos de los colaboradores, quienes deben respetar las pautas, a fin de que haya un bien común.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *