Always on, el estado en el que se encuentra el 74% de los empleados, según estudio

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Nueva cultura, sustentada por la tecnología, está generando que los colaboradores afronten la “Fatiga de Zoom” y el síndrome de Burnout.

Es común escuchar la frase “si amas lo que haces, nunca será un trabajo”. Pero hay una línea muy delgada entre la pasión y el compromiso y estar always on, que ha aumentado debido a que es un estado directamente vinculado con la tecnología que, a raíz de la pandemia por el Covid-19, se impulsó.

La traducción literaria de always on es “siempre encendido” y, en pocas palabras, se refiere a que los colaboradores están pendientes del trabajo 24×7. Esto se da, aunque tienen una jornada laboral establecida, ya que atienden llamadas o revisan correos en cualquier momento para resolver los imprevistos o dudas de sus jefes. Hasta cierto punto, hay una asemeja con el perfil de un empleado workaholic, con la diferencia de que always on se da por no saber cómo dividir la vida personal de la laboral, además de satisfacer a los jefes, con el objeto de evitar inconvenientes o poner en jaque el puesto laboral, ya que en la actualidad es común estar siempre en línea.

De acuerdo con el último estudio de CignaCovid-19 Global Impact, que pertenece al informe anual 360º Wellbeing Survey 2020, en el caso de España, el 74% de los empleados afirma vivir en la cultura “always on”, cifra que aumentó un 10 y 7%, a comparación de principios de ese año y abril, respectivamente.

El estudio igual señaló que el trabajo remoto ha generado que numerosos empleados no logren separar la vida personal de la laboral, ya que la mayoría no se “desconecta” del trabajo; de hecho, el 55% sigue en línea luego de concluir su horario, mientras que el 44% continúa así los fines de semana.

Afectaciones en la salud

La situación ya repercute en la salud y bienestar de los empleados, al darse casos de Fatiga de Zoom y el síndrome de Burnout. Ante esto, países como Francia han tomado cartas en el asunto en materia de legislación laboral, al emitir leyes que fomenten que empleados de ciertos rubros hagan caso omiso a los correos electrónicos que reciben al concluir la jornada laboral.

Sin embargo, México y Latinoamérica distan de esas posturas, ya que no hay una separación entre los ámbitos personal y profesional. Al respecto, Ana Romeo Rubio, directora de Recursos Humanos de Cigna España y embajadora Humans 4 Health by Cigna, señala que las áreas de Recursos Humanos tienen la misión de orientar y forjar la importancia de la desconexión. Para que esto se logre, tienen que revisar el estilo de liderazgo y la cultura organizacional, ya que estos definen los planes de acción y la construcción de un entorno laboral que promueva el apoyo constante, cohesión y compromiso.

En este escenario, tanto jefes como colaboradores tienen que participar; los primeros, analizando qué tan urgente es atender determinado tema para interrumpir e invadir el tiempo libre de los empleados, y los segundos, aprendiendo a decir “no” y respetando su propio espacio, ya que es la mejor manera de empezar a valorar el tiempo libre, a fin de que los jefes hagan lo mismo. 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *