Employer branding, mecánica para retener a empleados del futuro

Por: Redacción Recursos Humanos TV

De acuerdo con LinkedIn, el 83% de los trabajadores renunciaría a su trabajo si una empresa con mejor marca empleadora les ofrece un puesto.

En menos de un año, el ritmo laboral cambió a nivel mundial, en gran parte por la pandemia. Sin embargo, esto permitió tener un panorama más amplio de lo que será el futuro laboral, el cual se proyecta totalmente diferente porque las nuevas generaciones tienen una visión diferente, de modo que las empresas deberán reforzar el employer branding”.

En 2020, el 50% de la fuerza laboral estuvo compuesta por la generación Y, también conocida como generación del milenio, que, en 2025, se estima que integrará el 75% de la fuerza laboral. 

Esta generación se ha caracterizado por ser nativa digital, tener mayor capacidad multitarea y tener una visión global. Por lo mismo, sus aspiraciones laborales no sólo se ven influenciadas por una buena remuneración, sino también por colaborar en empresas cercanas a sus ideales y que brinden la oportunidad de tener crecimiento profesional; de hecho, este último punto es la principal razón por la cual los millennials migran de empleo.

Ante esto, las empresas deben reforzar el employer branding, que se define como la estrategia para construir y tener una imagen positiva ante la mirada de los empleados, a fin de que prevalezca la satisfacción laboral y se afiance la permanencia del talento humano.

De hecho, datos de LinkedIn señalan que el 83% de los trabajadores afirma que renunciaría a su actual trabajo si recibiera una oferta laboral de una empresa con un alto nivel de employer branding.

Ventajas

Además de pensar en cómo se trabajará con esta generación, las corporaciones deben tomar en cuenta que el employer branding implica beneficios como una buena productividad, reducción de gastos en los procesos de selección y contratación y contar con un equipo que refleje el compromiso empresarial, que resulta mejor y más efectivo que una campaña de publicidad.

La construcción de esta imagen empresarial se tiene que centrar en la cultura corporativa, de modo que es necesario plantear o replantear la misión, visión y valores de la organización; para esto, se debe recordar que estos elementos son los que diferencian a una empresa de otra.

Al respecto, Fernando Rubio, fundador de la plataforma Taloo y experto en employer branding, comparte tres prácticas para tener una buena imagen corporativa:

  1. Exponer las oportunidades de crecimiento profesional. 
  2. Permitir que los empleados sean los embajadores de la marca.
  3. Destacar por qué los talentos deben estar en la compañía, es decir, enfatizar beneficios y el impacto no sólo empresarial, sino social.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *