Ante la prolongación de la pandemia, las tendencias laborales tienen un giro humano

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Es posible que el 48% de los empleados labore remotamente en la etapa post COVID, señala reciente estudio de Citrix.

Tras el primer trimestre del año, la incertidumbre por la pandemia está en aumento, sobre todo porque esta se ha prolongado y será “aplastada” hasta finales de 2022, al menos casi en su totalidad, de acuerdo con el fundador de Microsoft, Bill Gates. Debido a esto, y a fin de dar orientación en el plano laboral, expertos del sector empresariales destacan cuáles son las tendencias laborales para que la economía mundial no tenga otra recaída.

La pandemia ha implicado numerosos cambios, entre los cuales los más evidentes son el cambio de cultura laboral (remoto en vez de presencial), y el crecimiento exponencial de la digitalización. 

En el caso del teletrabajo, cabe recordar que en 2019 el 62% de las empresas de Latinoamérica no les permitían a sus colaboradores trabajar de forma remota, de acuerdo con el estudio El trabajador digital de la empresa Citrix. Sin embargo, un reciente estudio de la misma compañía reveló que el 53% de los trabajadores siente mayor flexibilidad al trabajar desde casa, el 47% percibe que es más productivo y el 45% quisiera hacerlo con más frecuencia.

Esto ha facilitado saber cuáles son las tendencias que continuarán, ya que han demostrado su importancia para facilitar el desarrollo laboral. Las principales son las siguientes:

    1. Trabajo remoto. Esta modalidad prevalecerá, de modo que es posible que el 48% de las personas siga laborando de esta manera incluso luego de la pandemia.
    2. Nuevas tecnologías. Éstas van a la mano del teletrabajo, al ser el canal de comunicación e instrumento de trabajo. Además, el 16% de los líderes las usa para monitorear a los colaboradores, mientras que el 71% de las empresas las considera como un recurso prioritario.
    3. Contrataciones temporales. A fin de reducir gastos, las compañías optaron por nuevas maneras de trabajar y contratar, al grado de que el 32% de las compañías está sustituyendo a los empleados de tiempo completo por trabajadores temporales. 
    4. Rostro humano. Ante la pandemia, las empresas recordaron que los trabajadores son, antes que eso, personas. Esto generó que se enfocaran en procurar el bienestar de los empleados, fomentando la empatía y flexibilidad. Igual se trabaja en la inteligencia emocional, ya que el confinamiento demostró la vulnerabilidad de las personas, motivo por el cual es esencial tener el control de las emociones para saber cómo actuar antes de dejarse llevar por los impulsos.
    5. Dirección con base en la resiliencia. En los últimos años, este término ha sido más empleado, sobre todo en metodologías que promueven la importancia del equilibrio personal. Sin embargo, ahora es una directriz para aprender a trabajar ante escenarios adversos y, aún más importante, sobreponerse casi inmediatamente.

En general, estas tendencias se inclinan en adoptar nuevos modelos de trabajo para cuidar las finanzas, brindar las herramientas necesarias para procurar la productividad y ofrecer flexibilidad para cuidar al recurso humano. Independientemente de la pandemia, son canales que igual se están adoptando a las futuras generaciones, las cuales tienen un chip diferente, de modo que es vital acoplarse a éstas para saber cómo actuar en un futuro cercano.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *