Jobhopping, un fenómeno para progresar en ámbito laboral.

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Estudio de LinkedIn indica que el perfil de job hopper es más común entre los millennials porque crecieron con una visión diferente a las de otras generaciones.

Tener crecimiento profesional, ampliar la visión de trabajo o tener mejores ingresos son factores que influyen a la hora de considerar cambiar de empleo. Pero, qué ocurre cuando se presenta el fenómeno jobhopping (ir de trabajo en trabajo). 

Anteriormente, el mercado laboral se distinguía por tener colaboradores que hacían sus carreras prácticamente en la primera empresa donde laboraban, es decir, permanecían entre 30 y 40 años. Este comportamiento laboral se modificó en los últimos años, ya que ahora las personas cambian de empleo con mayor facilidad.

A ese suceso se le denomina jobhopping, que es más común entre los millennials (nacidos entre 1982 y 1996), ya que un estudio de LinkedIn expuso que los menores de 35 años de edad cambian de trabajo aproximadamente cuatro veces en 10 años, es decir, duran menos de cinco años en una empresa e incluso cambian de ciudad o país para ir tras el siguiente empleo.

Aunque los motivos son relativos, los expertos señalan que estos se fundamentan en dos razones:

      1. Falta de oportunidades de promoción en la organización.
      2. Necesidad de nuevos estímulos laborales, que impactan a los trabajadores más jóvenes porque fueron criados con una visión diferente al de las generaciones anteriores.

Estos puntos coinciden con los resultados del informe de la firma Robert Half, al señalar que el 75% de los encuestados, que tienen entre 18 y 34 años, consideran que este fenómeno es la clave para progresar en el ámbito profesional, obteniendo más y mejores experiencias y mayor sueldo.

Dos crisis mundiales y una pandemia

Para Gemma Garriga, responsable de Servicios de Carrera de la escuela tecnológica a nivel global Ironhack, un job hopper del área de tecnología puede tener mayor salario, al incrementar en un 40% en los dos primeros años, lo que significa una fuerte razón para cambiar de empleo sin pensarlo dos veces.

“Es una generación que se mueve en el corto plazo porque no conoce la estabilidad, tras dos crisis mundiales y una pandemia. No planifica a largo plazo, ya sea empleo o vivienda, y su educación universitaria, en un mundo tan veloz, apenas les sirve”, subrayó Gemma Garriga.

Se trata o no de una tendencia, el jobhopping presenta dos visiones diferentes. Por una parte, las de los trabajadores que van tras nuevas oportunidades y mejores opciones monetarias. Por otra parte, la de las empresas que constantemente tienen que reintegrar los equipos de trabajo por la rotativa de personal. 

En ese sentido, Valle Rodríguez, directora de People & Culture Director en Amadeus, señala que no toman en cuenta si se trata de un perfil jobhopping, ya que forman de la misma manera a los empleados porque “trabajamos con metodología agile. Se termina un proyecto antes de un año y se pasa a otro nuevo, igualmente atractivo a corto-medio plazo”.

Si bien, esta es una buena opción para adaptarse a este tipo de perfil laboral, que indica que prevalecerá ante las crisis mundiales y la continua búsqueda de mejores opciones.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *