El desconocimiento, ¿un fracaso para los managers?

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Gerente sugiere dirigirse con transparencia, pero sin perder la seguridad para liderar al equipo de trabajo.

Dos de los constantes cuestionamientos son ¿cuándo se regresará a la normalidad? y ¿cómo será la nueva normalidad? A la fecha, no hay respuestas precisas y claras, ya que la incertidumbre prevalece. Sin embargo, estas dudas son ejemplos ideales para analizar qué ocurre cuando a un manager le hacen una pregunta, pero no sabe la respuesta, es decir, ¿debe exponer el desconocimiento o ser ingenioso para responder sin responder?

Para Jorge Clavería Gracia, manager en e-commerce y transformación digital y experto en metodologías ágiles, lo mejor es ser transparente, pero recordando que siempre se tiene que demostrar seguridad para que los colaboradores visualicen que se tiene capacidad de decisión y acción, a pesar del desconocimiento.

Además, Jorge Clavería destaca dos puntos primordiales:

        • Recuerda el principio de no es lo que dices, sino cómo lo dices para puntualizar que también se tiene que considerar quién hace la pregunta, ya que no es lo mismo un integrante del equipo que un directivo o un alto cargo.
        • El mánager ni tiene la razón ni tiene el conocimiento de todo, el conocimiento global lo tiene el equipo”. De esta manera, el experto señala la importancia que cada colaborador tiene en un equipo de trabajo por su experiencia. Por lo tanto, un equipo de trabajo colaborativo se compone de personas con conocimientos y habilidades, que en conjunto logran metas.

Visión y acción

Por otro lado, surge la interrogante de si el desconocimiento es una manera de fracaso, sobre todo en el caso de un mánager. Para el científico Thomas A. Edison el fracaso era relativo e incluso decía “no he fallado. Simplemente he encontrado 10 mil caminos que no funcionan”. Esta frase permite entrever que puede haber numerosos caminos para hacer o solucionar algo, de modo que de cada uno se puede aprender.

Esta idea se asemeja a la postura de Esther González Arnedo, directora de Programas de Máster en RR. HH. en la Escuela de Negocios EAE, en Barcelona, quien agrega que la figura de un mánager varía dependiendo de la cultura de la empresa, ya que algunas se basan en las jerarquías y exigen puntualidad en procesos, mientras que otras son colaborativas. 

Para comprender su visión, Esther González señala que hay diferencias claves en la “vieja escuela” y la “nueva escuela”. La primera se caracteriza por tener a jefes como líderes, a quienes les cuesta admitir que no saben algo debido a que se formaron en un entorno que no veía bien esa situación. La segunda tiene mayor apertura y, prácticamente, está por erradicar a la primera. En ésta, hay líderes que entienden qué es el trabajo colaborativo y retroalimentación, de modo que es normal y humano admitir el desconocimiento, pero hacen mancuerna con el equipo para dar con soluciones.

“Una de las principales razones por las que un equipo fracasa es tener miedo a parecer vulnerable”, pero “si un jefe dice ‘yo no sé cómo hacer esto, ayúdenme”, el equipo va a funcionar”, expone Esther González.

En resumen, el desconocimiento no es negativo, lo que influye es cómo se trabaja con él, es decir, qué papel o rol decide tomar un manager para hacerle frente a éste. Quizá la clave se centra en que debe recordar que es el pilar de un equipo, al cual no sólo le transmite conocimientos, sino valores y actitudes.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *