¿Por qué apostar por el liderazgo femenino en las instituciones?

Por: Redacción Recursos Humanos TV

La desigualdad laboral por género es una realidad que, desafortunadamente, se presenta en todo el mundo. La falta de oportunidades, sumada a la discriminación por razones de género, han provocado que muchas trabajadoras no tengan crecimiento significativo en el ámbito profesional, simplemente por el hecho de ser mujeres.

Cifras de ONU Mujeres indican que sólo el 33% de los puestos directivos en las empresas de todo el mundo son ocupados por mujeres. Por su parte, el informe de Oliver Wyman “Haciendo visible lo invisible”, muestra que las mujeres tardan entre tres y cinco años más que los hombres en llegar a ser nombradas directoras ejecutivas.

Aunque las mujeres tengan experiencia, conocimientos y capacidades similares a las de los hombres, la discriminación y exclusión por género les impide avanzar en el ámbito profesional. A pesar del contexto, que se ha complicado aún más por la pandemia, las empresas y profesionales de todo el mundo siguen trabajando para cerrar las brechas.

En muchas organizaciones han descubierto e impulsado las ventajas del liderazgo femenino, el cual trae distintos beneficios a las empresas. Entre los más destacados, se encuentran:

      1. Habilidad para la negociación y la mediación. Ésta es una de las ventajas de tener mujeres en puestos de liderazgo, ya que ellas pueden influir en la toma de decisiones y la definición de objetivos a través de su capacidad de definir estrategias más flexibles y formar coaliciones.
      2. Establecen mejores relaciones sociales. Las mujeres tienen una forma de actuar de tipo más interpersonal, con habilidades sociales superiores y mayor sentido de la democracia y participativa. Esto permite que se puedan construir nuevas alianzas que traigan beneficios a la empresa.
      3. Tienen mayor empatía con los demás. Una líder es más capaz de entender las necesidades de su equipo, no sólo en el ámbito profesional, también en el personal. Ella entiende las emociones de los integrantes de su equipo, y hace lo que esté a su alcance para alcanzar su bienestar porque su liderazgo está basado en valores humanos.
      4. Fomentan la cooperación y potencian las emociones. Los líderes saben escuchar, pedir las cosas, reconocer errores propios y pedir ayuda cuando es necesario. Además, un líder sabe cómo gestionar sus emociones y busca la forma para que todos puedan expresar las suyas y pedir ayuda si la necesitan.

Según un estudio del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del IPADE, en las compañías en donde prevalece el liderazgo femenino existe un 10.1% de retorno de inversión, mientras que en las que no hay una líder, el retorno es solo del 7.4%.

El liderazgo femenino tiene muchas ventajas, no sólo por la transformación de procesos y trabajo, también por el tema económico y por la contribución para eliminar la discriminación, cerrar las brechas y promover la equidad de género en las empresas.

Fuentes:

https://www.muynegociosyeconomia.es/economia-y-finanzas/articulo/liderazgo-femenino-virtudes-de-las-mujeres-en-altos-cargos-731568299511

https://www.abc.es/familia/mujeres/abci-mujeres-tardan-hasta-cinco-anos-mas-hombres-directoras-ejecutivas-202102050048_noticia.html

https://mujeres.expansion.mx/actualidad/2021/03/12/inclusion-de-mujeres-ceo-consejos-negocios

https://www.ieie.eu/liderazgo-femenino-en-las-empresas-3-tips-ieie-mujer-alfa/

https://www.ipade.mx/2019/08/19/los-beneficios-de-tener-mujeres-lideres-en-las-empresas/ 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *