Redes de apoyo en el comercio electrónico, conducto para fortalecer el empoderamiento femenino

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Las mujeres dominan las ventas en línea, al representar al 32% de los vendedores, pero persiste la brecha de género, afirma un estudio.

Desde hace unos años, el comercio electrónico, también conocido como e-commerce, se ha posicionado como una excelente opción de negocio. En la actualidad, su papel es fundamental porque ha permitido mantener oportunidades económicas, tras los despidos masivos debido a la pandemia por la Covid-19, sobre todo en el caso de las mujeres que han sido las principales afectadas. Quizá por eso no es casualidad que el 32% de los vendedores son mujeres, de acuerdo con datos de Jungle Scout; sin embargo, este dato aún demuestra que existe brecha de género.

A su vez, ComScore, compañía líder mundial en la medición del mundo digital, señala que las mujeres están dominando las ventas en línea, a pesar de que son menos en número. Como ejemplo, señala que en Estados Unidos ellas realizan el 61.1% de las transacciones, lo que se traduce en un 58.2% del gasto.

Caso de éxito

El camino hacia el desarrollo de una e-commerce es desafiante, pero no imposible. Existen miles de casos de éxitos, como el de la mexicana Verónica Hernández, quien creó una tienda de comics online que es de las más exitosas en América Latina, ya que sus ventas tienen impacto mundial al llegar a países como Rusia y Singapur.

La mujer lleva 14 años en el mercado y cuenta con un equipo conformado principalmente por mujeres, que exponen la importancia de aprovechar el potencial del comercio electrónico para generar nuevas fuentes de ingreso.

Esto conlleva a considerar la importancia que entre las mismas mujeres se apoyen para fortalecer sus negocios online, generando redes de apoyo, ya que conllevan los siguientes beneficios, además de ser una manera de fomentar las bases para erradicar la brecha de género en esta área de negocio:

    1. Comprensión. La interacción directa entre personas que están en la misma sintonía permite el genuino intercambio de ideas y consejos que ayudan a fortalecer el liderazgo en e-commerce. Y, más allá de abordar temas profesionales, igual se pueden compartir inquietudes sobre cómo equilibrar la vida personal y laboral, ya que las mujeres pueden exponer inquietudes afines, con el objeto de encontrar una ruta propia para incentivar el crecimiento del negocio.
    2. Crecimiento en conjunto. Trabajar en equipo y fortalecer las redes de conexión ayudan al crecimiento del patrimonio, ya que no sólo se descubren secretos del mismo negocio, sino que la cartera de clientes se vuelve más robusta.
    3. El respaldo de un mentor. Como en todo aspecto de la vida, el apoyo de un mentor permite tener una visión más amplia detectar áreas de oportunidad y superar obstáculos. En este caso, una mentora que ha superado los baches del negocio es una aliada elemental para conocer estrategias que ayuden a mantener el negocio; además, el costo por esta inversión no se compara con la que se haría al ir con un consultor externo, de modo que este grupo de emprendedores permite casi el libre acceso a estos mentores.
    4. Empoderamiento masivo. Este negocio es definitivamente parte del mundo empresarial, en el cual el liderazgo de las mujeres está rezagado. Sin embargo, una ventaja es que cada persona es su jefe y su líder; en el caso de las mujeres, esto significa una manera de fortalecer el empoderamiento grupal. Adicional, se cuenta con el respaldo o la colaboración, ya que es fácil encontrar mujeres expertas en determinadas áreas que ayudan al éxito del e-commerce.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *