Pro-women brand, responsabilidad empresarial para fomentar una cultura sustentable

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Experta señala la importancia del liderazgo femenil, que, a su vez, es una guía para alcanzar la equidad de género e inspirar a futuras generaciones.

La estructuración de una empresa es parte esencial para lograr la equidad de género, al ayudar a forjar un futuro sostenible en igualdad de oportunidades. En este sentido, las organizaciones deben trazar una ruta de trabajo para llegar a ser empresas pro-women brand. Si la pregunta es ¿cómo empezar ese camino? Quizá parte de la respuesta se encuentre en la misión del Bloomberg Gender – Equality Index (GEI).

Además de la violencia de género, el plano laboral es otra área en la que destaca la falta de igualdad de género en el país; como muestra, el Foro Económico Mundial expone que en México la brecha salarial tiene una diferencia entre hombres y mujeres del 32%. En tanto, el Observatorio de Trabajo Digno presentó a finales de 2020 un reporte que indica que el ingreso laboral de las mujeres redujo y se amplió la brecha salarial 66%, al pasar de $646 al mes a finales de 2019 a $1,072 a finales de 2020. 

Llamado personal y empresarial

Ante estas cifras, se evidencia la necesidad de implementar urgentemente medidas para erradicar la situación. Un claro ejemplo son las empresas pro-women brand, expone Karla Zepeda, gerente de Comunicación, Marca y Responsabilidad Social Corporativa en Indra Sistemas México. Estas fomentan e impulsan el liderazgo femenino, de modo que la estatuilla de continuidad queda en manos de estas mismas mujeres, quienes, indirectamente, guían el progreso e incluso tienen un papel inspiracional.

Guían al progreso porque permiten conocer la importancia de que una empresa tenga diversidad de perspectivas, ya sea para la implementación de nuevas mecánicas de trabajo, la construcción de un nuevo proyecto o la toma de una de vital decisión.

Un papel inspiracional porque impulsa a las jóvenes a inclinarse por carreras que actualmente parecen exclusivas para los hombres, sobre todo las pertenecientes a las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Esta misión es compartida, y las empresas tienen un papel importante. Justamente por ello GEI sobresale, ya que, de acuerdo con su página web, es un índice ponderado por capitalización de mercado modificado que tiene como objetivo rastrear el desempeño de las empresas públicas comprometidas con la transparencia en la presentación de informes de datos de género, ya que la publicación de los mismos genera que las organizaciones sean las que establezcan un nuevo estándar.

Esta finalidad se basa en los siguientes aspectos:

      1. La importancia de que las empresas atraigan capital y talento humano sólido, a fin formar equipos competitivos que incluso sobrepasen las metas esperadas.
      2. Empoderar a los inversores para que tomen decisiones mediante una lente social amplia, actual y real.
      3. Promover que las empresas asuman su responsabilidad para el progreso igualitario y sustentable.

En resumen, es un índice que invita a las compañías a sumarse a esta misión, luego de visualizar la realidad actual de los entornos laborales inclusivos.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *