Las personas tóxicas tienen más facilidad de alcanzar puestos de alto rango, según un estudio

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Se caracterizan por tomar la verdad a la ligera y cuentan con habilidades sociales, que les ayudan a engañar a los de más, ya que son poco honestos.

El crecimiento profesional es de las principales metas de la mayoría de los colaboradores. Y aunque esto es variable, debido a la naturaleza de cada trabajo, se suele decir que la dedicación, la creatividad y el liderazgo son de los principales aspectos para alcanzarlo. Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad de Bonn, en Alemania, destaca que las personas con conductas “tóxicas” suelen llegar a ocupar altos cargos de trabajo.

El estudio, denominado Por qué las personalidades oscuras pueden salir adelante: extender el modelo de carrera tóxica, estuvo a cargo de los doctores Mareike Kholin, Bastian Kückelhaus y Gerhard Blickle, quienes señalan que el “modelo de carrera tóxica” define a trabajadores como “personas que toman la verdad a la ligera y se comportan con avidez, inmodestia e injustamente”.

Esto quiere decir que se trata de empleados que tienen habilidades sociales que los hacen sobresalir y engañar a los demás, ya que tienen porcentajes bajos en categorías como honestidad y modestia. Esto hace que los compañeros de trabajo los describen como aquellos que ante los ojos de los jefes son considerados más capaces para ocupar puestos de mayor jerarquía.

Sin embargo, el mismo estudio señala que los altos mandos deben hacer un análisis más profundo antes de hacer una promoción en el trabajo, con el objeto de “prestar atención al desempeño real y menos a la buena impresión al seleccionar al personal y hacer evaluaciones”, recomienda el doctor Bickle.

Ascenso correcto

Para que un ascenso se dé a la persona adecuada, la principal pregunta es ¿por qué el empleado merece ese ascenso? De esta manera, se puede hacer una balanza de los contras y pros y, evidentemente los segundos deben ser más. Además, se debe considerar la trayectoria del trabajador, independiente de que sea corta, para saber cómo ha sido su desenvolvimiento al trabajar de manera individual y en equipos, cuáles han sido sus logros y de qué manera los ha alcanzado; con respecto a los pros, deben destacar el liderazgo, honestidad, habilidades comunicativas e inteligencia emocional.

De hecho, Katia Villafuerte, profesora de Administración y Negocios del Tecnológico de Monterrey, asegura que la inteligencia emocional es primordial en una persona con crecimiento o que tendrá a su cargo a colaboradores, ya que debe saber autorregularse, para actuar con paciencia, sobre todo en situaciones críticas o de mayor estrés, y ser auto consciente, para no actuar impulsivamente y analizar si el proceder será el correcto.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *