Coaching, aliado para fortalecer el liderazgo empresarial

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Mediante esta disciplina, el fundador de TiiCKER detectó que la misión de un líder es “proyectar una visión e inspirar a otros a alcanzar su propia grandeza”.

Las historias de éxitos son diversas, ninguna tiene un patrón o lineamientos que aseguren que repetir un proceso llevará al mismo resultado. Y aunque el éxito es relativo, de manera general se puede definir como el logro de metas u objetivos cuyo proceso implicó retos y dejó enseñanzas. 

En el ámbito empresarial, ¿hay un límite para el éxito? De acuerdo con el fundador y director de TiiCKER, Jeff Lamberts, no hay límites, ya que “es un viaje continuo, medido por su propio crecimiento”. Pero el directivo, cuya empresa se ha desarrollado exitosamente en medio de la pandemia, no llegó a esta conclusión de manera inmediata, sino que le costó dos décadas aceptar que incluso él en su rol de líder requería apoyo para continuar con su caminar en el mundo de los negocios.

Trabajo integral

Para él, este paso se dio mediante el coaching… Pero, ¿qué es el coaching? ¿Igual ayuda en el plano profesional? En primera, algunos expertos lo definen como una disciplina en la que hay acompañamiento en un proceso individual, con el objeto de ampliar la visión, fortalecer habilidades y establecer nuevos hábitos para alcanzar objetivos. En segundo, esta disciplina aborda todos los ámbitos; en el caso del profesional, se identifican áreas de oportunidad para luego trabajar con base en técnicas para alcanzar metas.

Esto permite beneficios como aumentar la productividad, potencializar talentos, contar con herramientas para una mejor planeación estratégica y reforzar el liderazgo. Además, aporta al crecimiento personal, mejora la autoestima y se contribuye para generar y adoptar una cultura de cambio-aprendizaje. 

En resumen, se trabaja para tener una mentalidad de crecimiento, lo cual le sucedió a Lamberts, quien comparte los tres pilares que implementa, a raíz del coaching, para aumentar el liderazgo empresarial.

    1. Acompañamiento. El directivo explica que comprendió que para llegar al éxito no hay que recorrer un camino en solitario, sino que es lo contrario al contar con personas en las cuales se puede confiar; en este caso, su apoyo fue su coach (entrenador), quien lo apoyó para reestructurar el liderazgo.
    2. Prioridad y compromiso. El dicho “el que mucho abarca poco aprieta” cobró significado, ya que el fundador de TiiCKER aprendió a dar prioridad a las tareas y compromisos fructíferos, a fin de cumplir con los mismos al 100%, en vez de dedicarle tiempo a otras actividades con las que se saturaba y no lograba cumplir.
    3. Crítica constructiva. Tener el cargo de líder puede generar rodearse de personas que no son altamente críticas para exponer los puntos o áreas de mejoría, ya que en su lugar concuerdan con todo. Pero esto no alienta al crecimiento y tampoco permite salir de la zona de comodidad y tomar riesgos. Por lo tanto, no sólo es perjudicial para el líder, sino también para el equipo porque el primero no recibe retroalimentación genuina y el segundo no forja criterio propio; por lo tanto, el equipo en general carece de trabajadores independientes y autónomos.
    4. Generador de talento. El significado de éxito y los intereses son diferentes para cada persona, de modo que Lamberts afirma que la verdadera misión de un líder es “proyectar una visión e inspirar a otros a alcanzar su propia grandeza”. De esta manera, se cuenta con personas que abrazan el compromiso organizacional, pero igual se preparan para ser futuros líderes.

La visión del coaching y el liderazgo, al igual que el éxito, es relativa para cada tomador de decisiones; sin embargo, la clave es trabajar para tener ese crecimiento continuo que mantiene a las personas en la jugada, a la par de fortalecer el músculo de toda empresa: el capital humano.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *