Si no hay teletrabajo al término de la pandemia, 1 de 4 empleados abandonaría su trabajo

Por: Redacción Recursos Humanos TV

De acuerdo con un estudio de OWL Labs, un 74% de los colaboradores considera que el trabajo remoto es un incentivo para no abandonar la empresa

Ante la pandemia, el trabajo flexible se posicionó y ya es exigido por la mayoría de los empleados, al grado de que uno de cada cuatro (el 25%) admite que renunciaría, en caso de que la empresa elimine esta modalidad, de acuerdo con un estudio de Personio, compañía de software para recursos humanos.

Aunque todavía no se establece cuándo se iniciará la nueva normalidad, los colaboradores ya empiezan a analizar si el trabajo flexible permanecerá, ya sea mediante home office, teletrabajo o trabajo híbrido. Los datos permiten saber lo siguiente: 11.8%, lo considera improbable; 20.6%, altamente probable, y 45.9%, cree que se mantendrá después del confinamiento. En contraste, en Recursos Humanos el 66.5% asegura que esta mecánica se mantendrá.

En general, los datos anteriores coinciden con los de otros dos estudios, que igual enfatizan el deseo de numerosos trabajadores de que teletrabajo se mantenga en la era post Covid. De acuerdo con una encuesta de la empresa de tecnología colaborativa OWL Labs, un 74% del recurso humano considera que el trabajo remoto es un incentivo para no abandonar la empresa, mientras que el 71% reconoce que una razón para inclinarse por una empresa u otra a la hora de buscar empleo. En tanto, el Institute for Business Value (IBV, por sus siglas en inglés) informó en un estudio que el 52% de los empleados quiere trabajar desde casa o con idas ocasionales a la oficina cuando finalice la pandemia.

Los números son claros, de modo que Carlos Capps, encargado de consumo y cuidado de la salud de IBV Services en Latinoamérica, expuso que “las organizaciones necesitan mantener la confianza de los empleados, clientes y socios, a medida que se ajusten sus procesos y ofertas para satisfacer nuevas preferencias”. Capps indicó esto con el objeto de que las compañías de México sepan que deben prepararse para atender y comprender nuevas necesidades.

Antecedentes

Desde el año pasado se dieron a conocer datos que reflejan el deseo de que el trabajo flexible se mantenga. Un ejemplo es el informe Reimaginando la experiencia humana. Cómo adoptar las nuevas prioridades de la vida laboral y las expectativas de una fuerza de trabajo líquida, elaborado por Jones Lang LaSalle (JLL); este señala que el 72% de los empleados externaron que esperan seguir trabajando remotamente incluso cuando la pandemia llegue a su fin.

En términos de productividad, la Comisión Nacional de Productividad indicó que 2020 fue un año atípico a raíz de la pandemia, lo cual impide un seguimiento normal de la evolución de la productividad; sin embargo, numerosas empresas han confirmado que la productividad ha aumentado, aunque lo alarmante es la situación emocional y social de los trabajadores, al compagina la vida profesional y laboral en un mismo lugar.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *