Así se desarrolla una empresa remota para que sea exitosa

Por: Redacción Recursos Humanos TV

La experiencia debe ser considerada como la mejor herramienta de trabajo. ¿El reto? Convertirla en algo rentable.

Iniciarse y actualizarse en el mundo empresarial con el funcionamiento del teletrabajo es un reto, sobre todo porque no hay referentes que sirvan de orientación. A estas alturas, la mayoría de las empresas ha aprendido a desempeñarse, luego de que prácticamente se adaptaron en tiempo real.

Es muy probable que cada una haya establecido diferentes mecánicas, con base en las urgencias, necesidades y objetivos, ya que el exitoso desarrollo de un negocio requiere estrategias y lineamientos claros, pero igual de liderazgo.

En primera instancia, se debe centrar las bases, determinar metas y trazar una ruta de trabajo para alcanzarlas (las metas), es decir, generar una cultura de trabajo que atienda urgencias y se respalde del principal aliado de la actualidad: la tecnología.

Claro, las constantes preguntas serán cómo lograrlo y cómo mantenerse en el camino. De acuerdo con los expertos, hay tres pasos a considerar; estos son los siguientes:

      1. Experiencia en práctica. En el ámbito laboral, independientemente del cargo que se tenga, se recibe numerosa información, y es cierto que no toda se enfoca en el área de interés principal; sin embargo, ese conocimiento nunca se debe de descartar, sino sumarlo a lista de herramientas o trabajos que se saben hacer.                                                                                                                                        Ejemplo: En un restaurante, un capitán aprende del manejo de un negocio, partiendo desde lo básico, como tomar órdenes, hasta lo complejo, como hacer el pedido de todas las compras. En un futuro, la suma de esas experiencias lo ayudarán a desarrollar su propio negocio.
      2. Infraestructura. Trabajar remotamente significa que la conexión física no es el fuerte de un negocio, de modo que la interacción digital debe ser extraordinariamente eficiente para no resentir la falta de la primera. Esto conlleva a invertir en infraestructura, dotando de las herramientas necesarias para que el plan de trabajo se ejecute de acuerdo con lo planeado. También se deben considerar los posibles inconvenientes, a fin de trazar planes para no afectar los resultados.
      3. Innovación. Algunas empresas han indicado que el teletrabajo ha aumentado la productividad; sin embargo, hay que ser conscientes de los factores de alerta, como los distractores, falta de empatía laboral y desgaste emocional de los colaboradores. Por lo mismo, se debe investigar acerca de las nuevas aplicaciones o plataformas, con el objeto de implementarlas y reforzar la comunicación y conexión, generando sinergia en el equipo de trabajo. De esta manera igual es más factible conservar la organización y que el recurso humano trabaje bajo una misma línea.

En resumen, es necesario aprender a convertir la experiencia en algo rentable, invertir en el equipamiento necesario y no descuidar el carácter humano, independientemente de que se trata de una empresa de antigüedad o una que está construyendo las bases para destacar en el mundo empresarial.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *