Método Sherlock Holmes, una guía para mejorar la vida profesional

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Objetivo del modelo: desarrollar la intuición y observación, de acuerdo con la periodista Maria Konnikova.

La creatividad, agilidad y flexibilidad son aspectos que continuamente se tienen que reforzar en el trabajo, con el objeto de desarrollar mecánicas laborales y organizacionales puntuales. Hablar de estas características es sencillo, pero llevarlas a la práctica impone un reto; para estar a la altura hay que recurrir a opciones innovadoras, como lo es el método de Sherlock Holmes.

Al mencionar al detective quizá vengan a la mente historias policiacas llenas de misterios; sin embargo, hay que destacar que Holmes contaba con gran agilidad mental para resolver casos; de hecho, su método se asemeja al deductivo. 

Para entender más de este método hay que citar a la periodista y psicóloga Maria Konnikova, quien escribió el libro ¿Cómo pensar como Sherlock Holmes? En él, presenta las estrategias mentales del detective, que se centran en la intuición y observación, para forjar habilidades que ayuden a mejorar en el ámbito laboral.

En qué consiste

Holmes tiene patrones para hacer las investigaciones, los cuales se pueden traducir en la vida profesional; los principales son los siguientes:

    • Elemental, querido Watson – Estrategia, querido compañeros.
    • Identificar el problema – Comenzar una nueva estrategia; para esto, se debe tener conocimiento de la anterior para no replicarla.
    • Observar e investigar – Recabar información. Después de esto, hay que reunirse con el equipo de trabajo para exponer los datos obtenidos.
    • Formular una hipótesis – Establecer una meta y objetivos. Hay que ser ambiciosos, de modo que se puede hacer una proyección de un año.
    • Enumerar las posibilidades – Establecer la ruta eficiente, con base en la visión de la empresa.
    • Anunciar una conclusión – Seleccionar las tácticas para ejecutar el proyecto e igual plantear escenarios críticos para tener un plan b e incluso c.

Estos pasos son variables para cada trabajador y proyecto, pero los puntos centrales son observar para tener un análisis preciso, ya que así no se toman decisiones precipitadas o erróneas, y estar atentos al entorno, más ahora que es acelerado y cambiante, es decir, nunca hay que dejar de revolucionar.

Adicional, este método sugiere:

    • Rescatar experiencias pasadas, ya que a veces en ellas se encuentran las soluciones o la guía para obtenerlas.
    • Ampliar la visión, tomando en cuenta logros y fracasos, ya que permiten tener más y mejores puntos de vista.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *