La primera impresión sí influye en una entrevista de trabajo, asegura estudio

Por: Redacción Recursos Humanos TV

Los reclutadores no sólo se dejan guiar por los rasgos personales, sino que buscan personas con estas cinco habilidades

Hay un refrán que dice “la primera impresión es la que cuenta”, lo cual podría generar discrepancia porque es cierto que así se obtiene información de una persona, pero puede ser errónea. Sin embargo, un estudio de Zety, web para crear currículos, indica que el 83% de los gerentes de contratación aseguran que un factor que influye en la contratación es el sentimiento que se tiene al conocer a un entrevistado.

Pero Jacques Buffet, experto en carreras en Zety, señala que se tiene que aprender a diferenciar entre rasgos de personalidad y habilidades; para él, los primeros son aquellos que una persona manifiesta en una entrevista mediante su actitud, mientras que las segundas son aquellas que se dejan entrever en la hoja de vida, como liderazgo, facilidad de palabra y trabajo en equipo.

Debido a esto, se indicó que hay rasgos que pueden definir el rumbo de una contratación; los cinco siguientes son los más sobresalientes:

      • Adaptabilidad. A raíz de la pandemia, más empresas comenzaron a valorar la facilidad de las personas para sobrellevar situaciones adversas en prácticamente tiempo real, ya que esto incluso ayuda a alinear a los compañeros de trabajo.
      • Inteligencia emocional. Este rasgo habla de una persona que sabe procesar sus pensamientos y emociones; por lo tanto, es probable que se tenga a futuro líder que sepa cómo atender temas laborales, pero igual entender que se relacione con personas que canalizan los procesos y situaciones de diferentes maneras.
      • Mente abierta. Actualmente es un término que se usa mucho; en el ámbito laboral es necesario para explorar nuevas maneras de atender situaciones. Además, tener personas con esta mentalidad ayudará a armar equipos de trabajos diversos en todos los ámbitos (ideológico, religioso y cultural, por mencionar), lo que enriquece a una empresa.
      • Lealtad. No sólo hacia la empresa, sino que también al equipo de trabajo, a fin de conservar la productividad y alcanzar los objetivos.
      • Integridad. Toda empresa maneja información confidencial o delicada, motivo por el que requiere personal en el cual pueda confiar cualquier tipo.

Es común que una entrevista genere nervios, pero es importante aprender a manejarlos porque pueden afectar al momento de expresarse verbal y corporalmente. Para perder el miedo, se puede practicar viéndose o incluso hacer llamadas de prueba con conocidos. Como extra, hay que considerar que actualmente casi todas las entrevistas son en línea, así que igual se aconseja elegir un espacio en el que uno se sienta cómodo y seguro.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *