¿Se puede ser más inteligente El físico Richard Feynman lo logró con su método que se divide en estos 5 pasos

Por: Redacción Recursos Humanos TV

El premio Nobel decía que el coeficiente intelectual no es un límite, ya que es más importante cómo se plantean los problemas para encontrar soluciones.

Listo, astuto e inteligente son palabras que, aunque no lo son, se suelen usar como sinónimos para describir a personas con gran agilidad mental.  Pero, ¿todas las personas pueden llegar a ser un genio? El físico teórico y premio Nobel Richard Feynman aseguraba que sí porque la inteligencia no depende del coeficiente intelectual, sino de la manera en la que se plantean las cosas.

Feynman destacó por su trabajo en la física cuántica, aunque, según la leyenda, su coeficiente intelectual no era superior a la media; de hecho, se dice que era de 125, es decir, prácticamente no destacaba de entre el resto de las personas.

Por lo mismo, el físico decía que los métodos hacen la diferencia, pero igual admitía que “hay que demostrar nuestras equivocaciones lo más rápido posible; es la única manera de avanzar”.

De acuerdo con James Gleick, biógrafo del físico y autor de Genius: The Life and Science of Richard Feynman, el premio Nobel tenía un cuaderno en el que escribía sus procesos para comprender lo que no sabía, pero, irónicamente, de esta manera igual era consciente de lo que sabía. Sin imaginarlo, ese cuaderno es su legado, ya que en él comparte el método que le funcionó para completar sus investigaciones.

Su método resumido en cinco pasos

    1. Nunca dejes de aprender. De esta manera se ampliará tu horizonte y encontrarás más respuestas a problemas de todos los ámbitos.
    2. Investiga sobre lo que te apasiona. Por lo general, las personas recuerdan aquello que les interesa o genera curiosidad; por lo tanto, es conveniente partir de ahí para tener una base sólida.
    3. Siempre sé curioso. Esta era la cualidad que distinguía a Feynman, según sus compañeros de trabajo. Por lo tanto, era un insaciable investigador que se basaba de ésta para hacerse más cuestionamientos y planteamientos para obtener sus propias conclusiones.
    4. No te presiones. El físico trabaja y analizaba a su ritmo, ya que de esta forma comprendía cada parte de un problema debido a que a veces un problema puede provenir de la parte más sencilla, de modo que es la que menos suele ser tomada en cuenta.
    5. Mente abierta. Feynman decía “hay que tener la mente abierta, pero no tanto como para que se te caiga el cerebro”. Date la oportunidad de ampliar tu visión, quizá en ese proceso descubrirás riquezas que fortalezcan tus criterios en el trabajo e incluso vida personal.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *