Espacios Laborales en entornos dinámicos y cambiantes.

Por: Redacción Recursos Humanos TV

El espacio laboral tiene un grado de importancia diferente para cada empresa, porque no todas hacen uso de espacios físicos para realizar sus actividades. Mientras algunas pueden realizar toda su operación a distancia, otras requieren la presencia de los trabajadores en un lugar específico.

En un mundo cada vez más dinámico, es necesario diseñar nuevas estrategias y soluciones para lograr que la empresa pueda mantener sus actividades y/o producción a pesar de cualquier cambio inesperado. ¿Cómo preparar los espacios laborales para retos que aún no conocemos y mantener la operación de la empresa?

Aquí te compartimos 3 ideas para lograr este objetivo:

  1. Aprovecha los recursos tecnológicos. La digitalización es una de las piezas clave para lograr adaptar los espacios laborales a las necesidades actuales y futuras. Implementando o fortaleciendo el uso de plataformas digitales podrás automatizar procesos y/o realizarlos desde cualquier lugar. Utilizando herramientas tecnológicas puedes tener a la mano toda la información que necesitas para determinadas tareas, realizar actividades para avanzar en un proyecto, analizar información, mantenerte en comunicación con los equipos y mucho más.
  2. Haz del trabajo a distancia una modalidad fija. Nunca sabemos cuando puede haber un cambio radical en nuestra dinámica de vida, pero si algo hemos aprendido es que debemos estar listos para hacerle frente cuando ocurra. Por supuesto, uno de esos cambios puede ser que el espacio de trabajo adecuado no necesariamente sea una oficina. Esto hace que el esquema de trabajo a distancia sea más que necesario. Si se implementan dinámicas laborales flexibles, basadas en resultados y no en tiempo, pueden lograrse excelentes resultados. Por supuesto, esto requiere de la colaboración y disposición tanto de la empresa como del trabajador.
  3. Adapta el espacio físico acorde a las necesidades. La desaparición total de los espacios físicos de trabajo está lejos de ocurrir, porque si bien hay tareas que se pueden realizar a la distancia, hay otras que requieren la presencia del personal para llevarse a cabo. Ante esta realidad, lo ideal es adaptar el espacio acorde a las necesidades de la empresa y las personas. Por ejemplo, si lo que se necesita es que los colaboradores tengan más espacio entre sí, puedes aprovechar las áreas de quienes no asisten a la oficina para distribuirlo entre las personas que sí deben acudir. Es necesario determinar cuáles son las necesidades específicas para planear el rediseño del espacio.

Todos los cambios que se presenten en el ámbito social, sanitario, económico e incluso político pueden transformar los procesos de una empresa. Es por ello que desde el área de recursos humanos debe tenerse un plan de acción para adaptar el espacio y la dinámica laboral, para que la organización pueda responder a las necesidades del momento, estando o no en una oficina física.

Fuentes:

https://www.apd.es/nuevos-espacios-de-trabajo-covid/

https://www.observatoriorh.com/orh-posts/pautas-para-adaptar-a-las-empresas-a-la-nueva-normalidad.html

https://www.bbvaopenmind.com/articulos/nuevas-formas-de-trabajar-en-la-empresa-del-futuro/

https://www.bbva.com/es/los-nuevos-entornos-laborales-mas-flexibles-y-digitales/

https://www.equiposytalento.com/noticias/2020/04/27/como-seran-los-espacios-de-trabajo-tras-el-covid-19

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *