La importancia del clima laboral en las empresas

La importancia del clima laboral en las empresas

¿Alguna vez llegado a la oficina, te ha bajado el ánimo por sentir un ambiente estresante y hostil? O al contrario, ¿llegas y tus compañeros te reciben con una sonrisa y actitud positiva?

A este ambiente se le conoce como “clima laboral”, seguramente has escuchado hablar de él porque forma parte de tu día a día y es fundamental para desempeñar tus labores de forma eficaz.

El clima laboral, como su nombre lo indica, es el medio donde se desarrolla el trabajo. Influyen no sólo aspectos como la iluminación, ventilación, temperatura del lugar, etc, sino también, la relación que se tiene con los compañeros, la carga de trabajo que se tenga y cómo la persona y su equipo manejan el nivel de estrés para alcanzar de forma eficaz sus objetivos.

Dentro del clima laboral, se tienen que medir los factores básicos: mental, físico, emocional, espiritual, energético y profesional, para lograr un equilibrio y condición adecuada en el trabajador, justamente como si se midiera a través de un termómetro, entre más alto el estrés y la sensación de incomodidad, menor será el desempeño y viceversa.

¿Cómo consideras el clima laboral en tu organización?

Recuerda algo muy importante: de acuerdo a diferentes estudios realizados en los últimos años se ha demostrado que la gente feliz es más productiva, venden mejor e incluso son más creativos. Por eso, vemos alrededor del mundo que las empresas se preocupan cada vez más por sus trabajadores, dando horarios flexibles, escuchándolos y atendiendo sus necesidades.

La idea errónea de que el trabajador era una máquina más de la empresa, ha desaparecido para darle paso a una nueva era, donde el factor humano y su bienestar es clave para el éxito.

Finalmente, te damos algunos consejos para mejorar el ambiente laboral de tu organización. Implementa estas acciones y verás cómo los trabajadores se sienten más cómodos y los resultados de la organización se verán beneficiados:

  • Comunicación: El trabajador también tiene necesidades, genera un ambiente de comunicación abierto y confiable buscando que siempre sea bidireccional, donde ambas partes logren conciliar y llegar a acuerdos.
  • Ve más allá del trabajo: Recuerda que los trabajadores son como tú, también tienen una vida personal que necesita ser atendida y respetada.
  • Oportunidad de crecimiento: Implementando en la empresa planes de carrera adecuados al perfil de tus trabajadores, donde puedan desarrollarse, sentirse reconocidos y en constante crecimiento para ir por más objetivos.
  • Trabajo en equipo: Fomenta siempre la unión y el trabajo en equipo, de esta forma, se conjuntarán los esfuerzos para alcanzar las metas, el desarrollo de los trabajadores será el mejor y la tolerancia será una base fundamental.
  • Respeto: Que nunca falte la práctica de este valor para alcanzar las metas empresariales, si hay respeto se podrán resolver las diferencias que surjan en el equipo de una forma más fácil y equitativa, combinándolo con la educación, la ética y la integridad la empresa tendrá una base fuerte y un mejor clima laboral.

Así que ya sabes los puntos principales para desarrollar un clima laboral adecuado y con esto un crecimiento empresarial, ahora bien, te recomendamos no dejes de lado herramientas de medición para el monitoreo constante, ya que si este ámbito se descuida los trabajadores pueden comenzar a sentirse improductivos y los objetivos serán difíciles de alcanzar. Recuerda que es un proceso cíclico, el cual hay que trabajar continuamente para llegar al éxito.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *